Breves


lunes, 4 de mayo de 2009

So far, so Crüe.

Biografía finiquitada, ayer noche, y la verdad es que es una historia digna de contarse. A lo largo del libro, mi aprecio y empatía por sus componentes ha ido aumentando y decreciendo paulatinamente, hasta llegar a un final definido, y más o menos equilibrado.


Mi favorito es Mick Mars, por varios motivos: El primero y más evidente es que és el guitarrista.
Nacido como Bob Allan Deal (BAD), sintió pasión por las guitarras toda la vida, y estaba decidido a ser una puta estrella de rock, solo que ha tenido dos problemas crónicos: El primero es la espondilitis anquilosante, que va solidificando sus articulaciones hasta el momento en que, en sus propias palabras, cuando muera, podrá exhibir su esqueleto en las clases de ciencias, que se aguantará solo de pie, sin necesidad de alambres. Su segundo problema es una lista de malas decisiones a la hora de elegir novia: Dos de ellas le harían padre tres veces antes de los veinte años, y una de estas hijas, lo haría abuelo tres veces más antes de los cuarenta. Luego te hablan de una horrible novia, conocida simplemente como "La cosa", de la que por suerte, no vienen fotos. Diversas ex-mujeres se repartirán su fortuna en una pensión tras otra, mientras Mick se dedica a encerrarse en sí mismo y componer música, mientras se emborracha (lo dejó tras Dr Feelgood). Todo eso se combina con la contínua medicación por su enfermedad, y sobre los contínuos dolores que esta le produce. Siempre fue apocado y retraído, no participó de las fiestas tan salvajes y siempre se ha sentido viejo. La verdad es que lo que necesita es autoestima y a raudales, y alguien que le recuerde que es una puta estrella del rock.


Nikki Sixx, nombre original Frank Feranna Junior, pero se lo cambió cuando su padre, que lo había abandonado a los tres años, se negó a hablar con él en 1981, cuando el grupo estaba iniciando su meteórico camino ascendente. Nikki se crió de forma extraña, con sus abuelos cuando no quiso saber más de su madre, rápido para enfurecerse y rápido para liarla. Se rajó un brazo para denunciar a su madre por agresión e irse a vivir con sus abuelos, relación que nunca llegó a recuperar, a pesar de haberlo intentado dos o tres veces. Sus abusos de las drogas fueron siempre los mayores del grupo, siendo el que más heroína tuvo en vena, y sufrió más sobredosis. Se le llegó a dar por muerto, en el 87 (creo. No dicen años, solo en la gira de tal o de cual), y en su resurrección milagrosa prometió a dos fans que se encontró llorando en su huída del hospital y lo llevaron a casa que no se metería más. La promesa duró horas, pero al menos lo hizo. Nikki es realmente lo más bastardo y depravado, teniendo relaciones con mujeres como la yonki protegida por Prince, Vanity 6, o una tal Brandi, que se resumían en "vivíamos júntos inyectándonos de todo". Nikki ha probado prácticamente todas las drogas habidas y por haber, y el muy bastardo estuvo saliendo con nada menos que Lita Ford, y la cosa se fue a la mierda, a la vuelta de una gira de trece meses.
Nikki se empieza a hacer querer cuando avanza, tras superar la mierda que llevaba tiempo arrastrando, sobre el rechazo de su padre y su familia, pero hasta que llega ese momento, pasa antes por momentos chungos, en los que no visita a su abuela moribunda (la mujer que lo había criado) ni asiste a su funeral por estar demasiado pasado con la heroína (aunque luego, en su dolor, le compone la canción "Nona").
Cuando "resurge", empieza a salir con Donna D'erico, Playmate y actriz de "Los vigilantes de la playa", y es gracioso verlo, porque es bastante torpón ligando cuando no es una puta superestrella pasada de todo. Amores surrealistas, vida entregada a las drogas, uso arbitrario de la violencia, pero finalmente sienta la cabeza y se convierte en un padre decente.
También hay otro punto que reconocerle, y es el de ser el alma creativa de los Crüe. Cosa rara, cuando se trata del bajista. Además, su primer bajo fue una guitarra, por cierto, robada al descuido de una tienda de música. Eran los últimos setenta, primeros ochenta, y Nikki mangaba todo aquello que se le pusiese a tiro: Robaba de la caja de los sitios en los que curraba, robaba instrumentos... En una tienda de música donde fue vendedor, cuando lo despidieron, saltó sobre el mostrador y empezó a pegarle al dueño, mientras repetía una y otra vez "¿Qué vas a hacer? ¿eh? ¿Qué vas a hacer?". El vendedor no podía hacer gran cosa, ya que solo tenía un brazo. Por cierto, el nombre de Nikki Sixx es copiado al nombre artístico de otro tío que tocaba en un grupo de versiones, y luego en uno de surfistas, llamados Johnny and the Nightriders, que se hacía llamar Nikky Syxx. Quiso llamarse Nikki Nine, pero pensó que eso era muy punk, y el punk acababa de venderse definitivamente, y que el rock era del seis, de modo que Sixx. Fue como venderle el alma, ya que la gente los confundía, e iban a por Sixx a preguntarle si les recordaba, de Indiana, o de cualquier otro sitio. Lo curioso es que se encontró al tío en la tele, durante la gira de "Girls, girls, girls", diciendo "es el diablo" "me robó el alma para vendérosla a vosotros".


Llamadle "rubio maricón" por vuestra cuenta y riesgo: Vince Neil, a pesar de sus manerismos, saltos en el escenario y demases, esconden a un cínico acostumbrado a tener todo lo que quiere. De todos modos, si creéis estar ante la típica "rubia" del Hair Metal, para empezar, esta "rubia" se crió en Compton, uno de los barrios más chungos de los ángeles. Cuenta dos anécdotas de su infancia que te explican como eran las cosas ahí: En la casa que había ante la suya, se reunía una banda: Los Crips, y cuatro de ellos, ante sus ojos, se echaron encima de un chaval que iba bien vestido, le pegaron un tiro y se piraron, robándole las deportivas. Uno de esos cuatro estuvo a punto de dejarnos sin cantante una vez que este estaba sentado fuera de casa, esperando al carrito de los helados. Se acercó a él sonriendo, le dio media vuelta, le vació los bolsillos (quince centavos de mierda) y le intentó rajar el cuello con una navaja. Por suerte, solo le pilló las mejillas y la barbilla, pero cerca estuvo. Por lo menos, nos cuenta Vince, le dieron helado gratis en el hospital. Su respuesta a esto fue hacerse colega del jefe de los Crips, de modo que no volvió a tener problemas con ellos. Lo que pasó es que sus padres, cuando el pequeño Vince adolescente llegó con una denuncia por vender artículos robados, decidieron mudarse.
En el instituto fue el ligón de playa que pasaba de las clases, cosa que le hizo entrar en el mismo club de Mick Mars antes de los 18: La paternidad. Esa costumbre de salirse siempre con la suya le sería negada muchos años más tarde, cuando ni siquiera su fortuna (dilapidada en algún que otro divorcio, y con alguna putadita intentando patrocinarse un equipo de carreras) pudo salvar a su hija Skylar de morir de cáncer con tan solo 4 años.
Para que os hagáis a la idea de lo cafre que es Vince, en su primera actuación, en el Starwood, como teloneros de Y&T. El público se cansó en seguida, y empezó a abuchearlos. Un tío con camiseta de ACDC escupió en los impolutos pantalones blancos de Vince y este saltó sobre él, agarrándolo del cuello y emprendiéndola a puñetazos contra su cabeza. Luego siguieron el concierto, y acabaron por ganarse al público: Aunque no sonasen como grandes, sabía bien como liarla.
Vince Neil era el ligón por antonomasia. El que se tiraba a las mujeres a docenas, antes y después de los conciertos, y al que las grupies más deseaban. En el libro encontraréis un sin fin de excesos sexuales puestos en práctica con las grupies más entregadas, como aguantar dos horas de concierto sentada en una botella de Don Perignon o follar en los lugares más insospechados.


Finalmente llegamos al pequeño Tommy Lee, que junto con Nikki formaban los Terror Twins. Mick era un tío reservado y retraído, Vince un follador borracho, de modo que estos se hicieron compañeros de correrías y juergas brutales. Es una especie de "copycat", a medio camino entre la depravación sexual de Vince y el abandono a las drogas de Nikki, y el que más fuerte entró en el mundo del faranduleo.
Tommy tuvo una infancia bastante mimada, lo cual le hizo tener gran aprecio por sus progenitores, lo cual le hizo partirle la cara a su segunda novia ya siendo del grupo, Honey, cuando se puso a gritarle en una fiesta en la limusina de Roy Thomas Baker (famoso productor musical, que trabajó durante la hostia de discos de Queen) "Your mother is a cunt". Mientras la limusina se alejaba, Honey estaba arrodillada en la acera, escupiendo dientes. Fue el único y mayor incidente violento que tuvo con una mujer, ya que a Pamela jura que solo la agarró de los brazos para que ella no le diese otro puñetazo.
Tuvo a las dos novias más atroces del grupo: Bullwinkle (solo Tommy recuerda su nombre), una medio mejicana cuyo encanto residía en poder correrse hasta manchar la pared opuesta de la habitación, cosa que tenía enamorado a Tommy, amén de loca violenta (Nikki cuenta como la inspiración para una letra vino al ver a su amigo salír atravesando la puerta de su habitación con la cabeza, empujado por Bullwinkle), y Honey, otra furcia violenta y loca que apagó un cigarrillo en el ojo de una tía a la que sacó fuera y rompió el brazo por mirar a "su hombre". Definitivamente, la cosa cambió a mejor cuando dio el braguetazo: Heather Locklear, nada menos (Amanda en Melrose Place).
Tommy me cae mal. Es el niño caprichoso, irreflexivo y veleta, que se deja llevar allí por donde va. Mientras Nikki resolvió sus marrones con Vince y Mick, Tommy es el que más fue siguiendo modas, haciendo rap y mierdas de esas. Eso lo relega al último puesto de la lista.


John Corabi, sustituto de Vince en 1992, hasta 1997, donde Vince vuelve, ya que Elektra records tenía claro que con Corabi (Crabby para los del grupo, aunque no se bien como se escribe, ya que en el libro lo traducen y lo llaman "cangrejo"). Participa en el disco titulado "Mötley Crüe", de 1994, lo cual no deja de ser irónico: El único disco homónimo es el que no hicieron con la formación original. Tengo ganas de escucharlo para ver el cambio.
A Corabi lo encontraréis en otros grupos, como Ratt, Brides of Destruction (con Nikki Sixx), ESP...


Del libro... ¿Que os puedo decir? Es lo de esperar: Unos años 80 salvajes, atroces y descontrolados, marcados por unos excesos estratosféricos y escandalosos, y unos 90 jodidos, donde el Rock ya no es lo que era (puto "sonido de Seattle") y sin embargo la gente se aprovecha. ¿Qué una stripper soplapollas decide ir a practicas de tiro con Mick Mars y un trozo de bala rebota en la diana y le hace una heridita? ¡Me ha desfigurado! ¡Demanda! ¿Que logro pillar con un hijo a uno de estos? ¡Divorcio! ¡Pensión! La furcia de Bobbie Brown (la rubia guapa que sale en el videoclip Cherry Pie, de Warrant) hizo que detuviesen a Tommy Lee y luego cuando volvió a la mansión, la muy zorra se había llevado hasta los muebles. Es genial ver a Nikki Sixx incapaz tan siquiera a Donna D'erico algo tan simple como darle un abrazo, o ver a Tommy Lee incapaz de perturbar la "belleza celestial" de Pamela Anderson. Claro que... Tommy iba de éxtasis.

El libro es caro, 24 euracos, pero las risas son impagables. Muy ilustrativo, encuadernado en tapa dura, con un kilotón de fotos, y muy honesto, aunque claro, habrá muchas cosas que no cuenten, pero por otras que dicen (quemar habitaciones de hotel, vaciarlas por la ventana, follarse a la novia de Bruce Dickinson y luego rechazarle sus amables ofertas de practicar esgrima juntos por miedo a que lo sepa y quiera matarte en un "accidente"...) directamente te hacen pensar en como cojones no acabaron en el trullo. Leedlo. No tiene puto desperdicio, y vais a flipar a lo grande.


Finalmente, solo me quedan dos cosas por hacer para acabar la entrada. La primera es hablar de su música. Estas son mis canciones favoritas:




Home Sweet Home es un poco la balada clásica de los ochenta, pero tiene un punto muy gracioso: No hablan de vivir en la carretera y añorar Hollywood. Hablan de la sobriedad. Ese es el puto sentido de "home".




Kickstart my heart tampoco es lo que parece. Uno puede creer que es la típica canción de amor subido de tono, en plan "nena, te voy a dar caña" cuando tampoco es eso. La participación del corazón aquí es literal. Nikki Sixx la compuso sobre su mayor sobredosis, la que hizo circular la noticia de que había muerto definitivamente. Por suerte, el camillero se lo tomó como algo personal. "¡Nadie se muere en mi puta ambulancia!" Loor y gloria a él.




Same Old Situation (S.O.S.) Los cojones, querían ser rescatados. Es una canción en plan "Siempre la liamos". Si. Y duramente.




Girs, girls, girls. ¿No te gusta? ¿Qué pasa? ¿Eres gay?




Me gusta mucho ese cambio de ritmo de la intro.


Y muchas otras, como Don't go away mad (just go away), Smokin' on the boy's room, o Looks that kill, pero ya estoy un poco hasta los huevos con tanto video de enlace desactivado, o mierdas similares. Pululad por youtube, que encontraréis de todo.
Tras esto solo me queda una cosa por decir:


Lita Ford en los primeros ochenta...




Y Donna D'erico en los últimos noventa:




¡¡¡NIKKI SIXX, PUTO BASTARDO AFORTUNADO, CABRÓN!!!


En fin. La conclusión es la siguiente: Es una biografía muy recomendable, entretenida, y que no os dejará indiferentes, y musicalmente, son canciones divertidas, que darán para conciertos movidos y salvajes. Dignos de verse. Ahora, solo me queda, ir a verlos en vivo.

Semper fi.


Ukio

5 comentarios:

Noiry dijo...

Ya lo dije, los Crüe nunca despertaron gran interés en mí, pero nunca es tarde para subirse al carro (a Helloween los descubrí hace dos años y han pasado a mis top 5)
Eso sí, las canciones mitiquísimas, algunas de ellas ni sabías el nombre ni de quien eran pero las conoces.

will-o'-the-wisp dijo...

Es curioso que "Wild side" he estado escuchándola sin parar esta mañana, antes de leer esta entrada o.o

Ukio sensei dijo...

Providencial, mi seguidor-no-situado-en-mi-lista-de-seguidores!!!

Pero prefiero Kickstart o Home Sweet Home.

will-o'-the-wisp dijo...

No sé muy bien cómo funciona esto, ahora miro cómo apuntarme a la lista xD

También coincidió tu entrada de Dune con la vez que retomé el libro. No me tragué spoilers porque ya había visto la película xD

Yasú dijo...

Y34h-s00 coming in.

Ya te lo dije ayer cuando me contaste las anécdotas y me acabé de leer la entrada; tiene pinta de ser una biografía acojonante. Más que nada por la rudeza de lo que cuentas y tal, aunque como bien has dicho siempre quedarán cosas que faltan, es de cajón.

No estoy muy viciado a Motley, pero últimamente escuchando la de Sick Love Song me han entrado más ganas y estoy escuchando más canciones suyas.

Ya me iré pasando yo por aquí, bastardete. Dosvedanya.