Breves


martes, 19 de mayo de 2009

Me cago en sus muertos.

Y nadie se lo merece más que el hijo de puta del General Navarro. Él fue quien viajó a Turquía, se pilló un pedillo y se llevó los cadáveres de los fallecidos en el siniestro del Yakolev 42.



No solo hemos dado a nuestros soldados una mierda de avión, sino que apresurados por pasar el trago cuanto antes, lo acompañamos de un par de whiskazos y sellamos los féretros mezclando los cuerpos de soldados que ni siquiera tuvieron esa nota de orgullo que concede la tan idealizada muerte por la patria, en cumplimiento del deber. Murieron porque su actual presidente, Jose María Aznar, y su ministro de defensa, Federico Trillo les hicieron viajar en un avion defectuoso, con un equipo tan malo que nos había sido vendido a precio de saldo, de segunda mano, por antíguas repúblicas soviéticas.

Esos son los dos hombres a los que señalo como principales culpables, y al General Navarro, testaferro de Trillo en este asunto, también lo acuso, porque siendo militar no tuvo la puta decencia de esforzarse en proporcionarle a sus hombres, sesenta y dos fallecidos, con nombres, apellidos y familias, un entierro digno. Treinta de esos hombres no han sido correctamente identificados, y sus restos (o los que decían ser suyos), no fueron entregados sin antes obligar a la familia a firmar un documento que les prohibía abrir el féretro. Jodido, ¿eh? Firma o no te damos a tu marido, a tu hermano o a tu hijo, y te quedas sin enterrarlo.

Esos hombres fueron enterrados, cuando su ataúd contenía incluso una mezcla de pedazos de varios cuerpos. Otros fueron incinerados, haciendo irreparable la mala jugada (porque no fue un error. Fue una mentira consciente), del ministerio de defensa, dedicido a barrer bajo la alfombra cuanto antes.

La justicia no se obtuvo sin sufrimiento e insistencia, y sin la buena voluntad de un imán islámico de la provincia turca de Trebisonda (donde fue el accidente), que envió a las familias restos, chapas de identificación, y otros pedazos que quedaron sin recoger del accidente. Las familias tuvieron que hacer millones de gestiones, denuncias que fueron desoídas y no admitidas, presentar recursos, hasta que finalmente, el Villarreal, un club de futbol español, tuvo que jugar una competición europea en la región e invitó a las familias en su viaje.

Documentándome, he descubierto que había catorce quejas al respecto del estado del avion, de modo que si las hubiesen atendido, la tragedia habría sido evitada. ¿Queriamos ahorrarnos el precio de un avión nuevo? ¡Mirad lo que ha pasado!

Realmente, todo el asunto me pone de mala hostia: Sesenta y dos familias hechas mierda, sesenta y dos militares muertos... Realmente da vergüenza, y que para colmo, el insigne ex ministro de defensa y miembro del Opus dei no vaya a pringar, el muy hijo de la grandísima puta.

¿Queréis ofenderos con razón? La entrada de la wikipedia al respecto es completísima.

¿A qué viene esto, seis años después? Tenemos una sentencia: El general Navarro, que ojalá se muera de un cáncer tan lento y doloroso como el karma sea capaz de crear, ha sido condenado a 3 años de prisión. Normalmente me encojo de hombros cada vez que sale una sentencia y digo "la ley dice esto y punto", y de hecho, considero una ventaja que un juez no pueda agrandar condenas ni dictarlas porque sí, como en los países de derecho anglosajón, ya que los que jugamos al otro lado de la moral impoluta seríamos los más perjudicados, pero esto es inaudito.

Dos años de inhabilitación, que en mi opinión debería ser permanente, 10.000€ de indemnización, cuano un hijo vale mucho más, y sus dos ayudantes médicos, José Ramirez y Miguel Saez, serán penados por un año de inhabilitación, año y medio de cárcel y novecientos éuros de multa.
Tres años de cárcel vienen a ser un robo (se diferencia del hurto en que en el robo interviene la violencia, sea contra personas o cosas), una falsificación de documento público o mercantil, un delito de lesiones, o mentir descaradamente a 30 familias sobre sus muertos, falseando documentos forenses y haciendo una trampa legal para que nadie proteste, con un funeral de estado apresurado y queriendo echar tierra sobre el asunto cuanto antes. Creo que lo mío serán robo o lesiones, ya que soy cabrón, pero no tanto.

Este tipejo, este hijo de la gran puta, brazo ejecutor del cínico, falso, traidor y cabronazo llamado Federico Trillo, merece mucho más que eso. No merece volver a ponerse el uniforme en la puta vida, ya que al hacerlo, insulta a los hombres a los que no ha sabido pagar su servicio. No merece volver a ver la puta luz del sol, tan solo por la remota posibilidad de que se cruce con alguna de las familias. Y Trillo merece el doble de la condena que le caiga a este hombre.
Para que luego la gente sea idiota y hable del PSOE, que si el paro, que si la crisis mundial (mundial, no nuestra, aunque quizás el desaforado crecimiento del ladrillo haya tenido que ver, como no querrán darse cuenta algunos políticos dados al chanchullo)... ¿Qué queréis que os diga? ¿Es eso mejor a que pasen cosas como esta y mientan? ¿Pase un 11M y mientan? ¿Donde está la credibilidad? ¿Donde cojones queda eso de gobernar por y para el pueblo? ¿Donde están los tertulianos de derechas clamando al cielo y exigiendo responsabilidades?

¡¡Hijo de puta, joder!! ¡Hijos de puta todos! ¡Ojalá reventéis!


Semper fi, gente.


Ukio.

3 comentarios:

Noiry dijo...

Lo que más me ha impactado es que no lo hayan inhabilitado de por vida, es que me parece lo más lógico, joder, ha destrozado 62 familias por no hacer su trabajo, por no respetar a sus propios hombres, hablamos de un jodido militar, que yo no sé los demás, pero los tienes como personas rectas, íntegras y responsables.

La justicia en España es de risa.

Valent dijo...

Esta justicia es un chiste. Dan ganas de reir para no llorar.

Es vergonzoso el ocultamiento y a que extremos tuvieron que llegar los familiares para obtener la verdad.

¿Y esta es una sociedad libre y democratica? Anda y que os den.

Y mientras tanto nuestro ex-satrapa particular, mister Ansar y Trillo se largan de rositas.

Altheniar dijo...

30 de 62... es es un 48%... menuda chapuza.