Breves


jueves, 7 de mayo de 2009

Mentiras y más mentiras.

Al que crea que voy a hablar de cierta película española en boga últimamente, se puede ir a otro blog a la de ya. Voy a hablaros de uno de los mejores libros que he leído últimamete:




O lo que es lo mismo, para los que no quieran vérselas con un inglés bastante difícil (casualmente es dificil por la cantidad de españolismos e italianismos que tiene, no se por que, pero es confuso):




La historia trata sobre the Gentlemen Bastards: Un grupo de cinco ladrones que vive en la ciudad de Camorr, pagando su tributo puntual como simples allanadores al Capa, señor del crimen local: Vencarlo Barsavi, jefe supremo de todas las bandas de "La gente adecuada de Camorr" (the Right People of Camorr).
El grupo lo componen Bug, un chaval de la calle, ingenioso y osado, Jean Tannen, que aporta el músculo a la vez que la sensatez al conjunto, los gemelos Calo y Galdo Sanza, dos cabrones de cuidado, que pese a no ser expertos en nada, son hábiles en todo, y por último el propio Locke, al que solo sus amigos conocen como "La espina de Camorr".

La espina de Camorr es un bandido legendario, capaz de atravesar paredes, imbatible espadachín, que roba a los ricos para dar el dinero a los pobres. Como cabe esperar, la realidad es muy distinta: Se le dan bien las cerraduras, los disfraces y el sigilo, pero las espadas ciertamente no. Roba a los ricos, pues son los únicos a los que vale la pena robar, pero desde luego, los pobres no suelen ver ni un céntimo.


La historia es muy buena, los personajes muy definidos y bien hechos, pero otro de los aspectos más destacables es que Scott Lynch, en su saga de fantasía, en lugar de crear un mundo, ponerte un mapa en la primera página y que lo veas de forma difusa hasta que vaya avanzando y concretando, lo que ha hecho ha sido darte una sola ciudad, con menciones extra a lugares del extranjero. Sin embargo, la ciudad es genial. Es como venecia, pero construída sobre los restos de una civilización perdida, con canales cruzados por puentes de un cristal muy resistente, o torres donde viven los nobles fabricadas en materiales similares. El nivel de detalle a la hora de crear barrios, bandas que los pululan y costumbres locales es muy alto, y ciertamente impresionante.



Y en cuanto al personaje, mucha gente comete el error de venderte un personaje ingenioso que luego arregle las cosas a hostias, pero si por ejemplo, en Naruto os gustan los combates de Shikamaru porque usa un poder muy limitado de un modo muy ingenioso para prevalecer, Locke es incluso superior.

Os dejo un mapa de Camorr, y mi insistencia en la recomendación. Además, fue Ryoru quien me prestó el libro. La última vez que Ryoru me recomendó un libro desconocido y lo recomendé de forma tán decidida, se titulaba Juego de Tronos.


Espero que alguno de vosotros lo lea, lo podéis comprar en la tienda cyberdark por menos de 10 pavos.


Semper fi.


Ukio

1 comentario:

Rokhsa dijo...

Ahora estoy inmerso en "Los Otori" pero lo que has contado suena bastante bien, me lo tendré que leer.