Breves


miércoles, 13 de enero de 2010

Hola, me llamo Gerardo y tengo un problema.

Soy un adicto al trabajo. Mucha gente dirá que ese no es un problema grave, especialmente cuando me ven por ahí, con mi Ferrari de serie limitada. La gente es muy mala. Muy mala y muy envidiosa, sobre todo en este país de vagos.
Vale que siendo yo adicto al trabajo, es lógico que cualquier otro sea un vago a mi lado, pero el problema es ese: La gente no quiere trabajar. ¡Si lo importante fuese trabajar, la gente tendría trabajo! ¡Si no habré luchado yo por ponérselo fácil! Mirad, aquí me tenéis trabajando por que vosotros tengáis trabajo.



El problema del mundo de hoy es que hay mucho rojo descontento, mucho payaso diciendo tonterías, como "derechos de los trabajadores" o "condiciones laborales justas". ¡Claro que soy un hombre justo! ¿Creen que si no lo fuese, tendría mi Ferrari? ¡No! ¡Claro que no! Además, en la CEOE... Digo... En mi trabajo... Esto era anónimo, ¿verdad? Bien, bien... Verán: En el organismo que yo represento, luchamos para que todos tengáis trabajo. Todos y cada uno de vosotros, de ahí que luchemos por abaratar el despid... La renovación laboral. ¡Oportunidades para gente joven, con todo a su medida! Todo: Ambiente, estructura, salarios... ¡Hasta no os hacemos trabajar los sábados por la noche, para que vayáis a esas boites y a esos guateques que tanto os gustan!

El problema es cuando saltan cosas sucias, como lo de Air Come... Cierta... Compañía... En la que quizás, solo quizás, he tenido algo que ver. El caso es que en esta vida el dinero no da para todo, y menos aún si eres empresario, y tienes que repartir tu tiempo entre ser asesor de Caja Mad... Una caja, no diré cual, ni que tiene un oso verde como símbolo. El caso es que como no hay tiempo para todo, y claro, como los rojos no quieren ni oír hablar de renovación laboral, las compañías así no prosperan. Bueno... Tampoco es una compañía a la que yo fuese a contratar, ¿no? Es decir, uno sabe donde debería meterse. Si no, ya les digo, no tendría un Ferrari.

El caso es que todo se fue a la mierda, y bueno, muchos panchitos se quedaron en el aeropuerto, pero bueno... Mejor en Barajas con calefacción que en sus países, en chabolas, ¿no? Es lo que siempre digo. Si uno se va a pasar el verano a un lugar cálido, debe ser alguien que se lo ha trabajado, como yo. Luego se cuelan en nuestros resorts, a tocar los huevos, y esas cosas.
El caso es que claro: ¡Los panchitos aún se juntaron para denunciarme! ¡Cómo si fueran personas, y tuvieran derechos y esas cosas! ¡Lo que hay que ver! Menos mal que el juez Pedraz es persona cabal y sabe distinguir las denuncias de las afirmaciones desnudas y genéricas. Yo las llamaría incluso calumnias, pero tampoco voy a pasar por un juzgado porque... No está el horno para bollos. Mejor toco madera.
El caso es que no hay dinero para enviar a los panchitos, y que se ocupe el estado, que para eso pagamos impuestos, ¿saben ustedes?

Bueno, les dejo, que he quedado para tomar un vermú con unos amiguetes. Ya saben: A rey muerto, rey puesto, y esas cosas, y como soy adicto al trabajo, voy a buscar otra en la que meterme.

----------------------------------------------------------------------------------


Acabada la pantomima, os haré una confesión: Ojalá fuese yankie. Las barras y estrellas de Obama ahora mismo están creando un impuesto específico para bancos, para recuperar las inversiones de rescate. Ha tomado el control de muchos de ellos para evitar que se repitiese lo de aquella compañía que a los dos días de recibir la ayuda gubernamental, tenía a todos los directivos de vacaciones, y si esto hubiese sucedido ahí, Diaz Ferrán estaría peleando por su vida en la carcel, como Bernie Madoff.



Aquí tenéis a uno, acosado por los periodistas durante su juicio. Aquí tenéis la noticia de lo que pasó cuando quiso presentar su dimisión. Si uno quiere irse se va y punto, no monta esta pantomima para seguir en la poltrona.

De modo que dedico esta entrada a la tierra de los libres y el hogar de los valientes, por que al menos, barren la casa de vez en cuando (de vez en cuando... No olvidemos Enron, Halliburton y demás millones de pufos que hay al otro lado de la balanza).



Semper fi, gente.
Muérete, Gerardo, hijo de puta.


Ukio

3 comentarios:

Haraz dijo...

La declaración que redactaste en primera persona es fantástica, me saco el sombrero.

El tema que tratas es bastante chungo la verdad. Y sobre el impuesto especial a los bancos de EE.UU por parte de Obama... No se, tengo cierto escepticismo. Ojalá salga adelante, pero la cosa se ve un poco chunga

Haraz dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Haraz dijo...

http://inuendohz.blogspot.com/?zx=70f2075659a41e64

Mi primera publicación. Intentaré mantenerlo activo :3