Breves


viernes, 2 de julio de 2010

De repente, arremete

Y van 27, y con la tradicional traición de hacer la entrada el día siguiente a mi cumpleaños. Si no felicitasteis antes, ¡placaje y palm strike! Así de afectivo que es uno.

¿Como son los 27? Pues no se... La única diferencia física que noto con los 20 es que tengo barba y estoy en mejor forma física (pero Estrellita persiste).
Me sé más listo, o por lo menos más centrado. He acabado la carrera y el verdadero cambio está a punto de llegar, con mi inserción al mundo laboral. El próximo viernes faltaré a una graduación llena de gente a la que no conozco, y la verdad... Siendo serios, lo importante es ejercer cuanto antes.

Vivo, bebo, follo y me divierto. Llamadme viejo si queréis, se ha hecho año tras año en estas fechas. Yo simplemente se que mientras sea capaz de hacer el salvaje como lo hago, esa vejez será un estado mental totalmente ajeno a mí.

Añadimos un detalle: ¡¡Una camarera de West Hollywood sabía que el día 1 era mi cumple y me hizo un regalo!!

Hala, con Crom.

Semper fi.


Ukio

5 comentarios:

Roberto, Teodrak dijo...

Viejo con 27?

xDDDDDDDDDDDDD

Ukio sensei dijo...

Completamente de acuerdo contigo

Skeith dijo...

Pues si tú eres viejo con 27, yo que los hago en octubre y soy bastante más sosegado que tú (beber nunca ha sido lo mío, y seamos serios, a las mujeres las doy miedo, a decir de más de diez), soy un anciano que chochea ya...

Pero oye, sí que me divierto. Así que felicidades y que no decaiga ni el rock ni el rol xD.

Paul Allen dijo...

Resérvame el palm strike para Ortigueira. Siempre quedará bonito llevarse árboles y hippies de paso.

No, no soy bueno con fechas de cumpleaños. Por esa me he metido en discusiones muy gilipollas con gente que se lo toma demasiado a pecho. Es importante, pero no tanto como para dudar de mi amistad, hostia. ¿Coleguis? :^D

Falacidades, falacias y... Juega sucio como abogado. No tanto como para sacar del apuro a un comeniños.

Ukio sensei dijo...

Pero si a un comeniños millonario.

Gracias a los dos, Skeith y Paul. Y que no decaiga!