Breves


lunes, 30 de marzo de 2009

Tarde de cine

Hay que hacer una crítica acerca de las dos obras maestras filmográficas que he visionado en esta tarde de domingo, aún con el cerebro descolocado por el cambio de hora.

La primera película ha resultado ser una grandiosa obra digna de culto: Las entrañas de la Bestia, protagonizada por Steven Seagal acompañado de Byron Mann (interpretó a Ryu en la película de Street Fighter).



La obra trata sobre el secuestro de la hija de Jack Hopper, un experto en infiltración y armas (aunque Steven esté más bien fondón y poco móvil), en una selva de Tailandia por parte de un grupo terrorista islámico. Ella, su novio y una pareja amiga suya habían ido de viaje, y los "malos" mataron a ambos novios y las secuestraron a las dos, ya que casualmente la amiga es hija de un senador/congresista/secretario del gobierno/lo que sea.

Steven vuelve por su cuenta a Tailandia, donde se toma la justicia por su mano. Recupera antíguos contactos mientras muestra varias facetas de la ciudad, adornadas con escenas de acción de vez en cuando. También se reencontrará con Sunti, su antiguo compañero de andanzas por la baja estofa del sureste asiático, que había sido herido en una misión, en la que accidentalmente disparó también a una madre. Atormentado por sus pecados, se hizo monje budista, pero abandona sus votos por ayudar a su amigo Jack Hopper a encontrarse con su hija.
Mientras, veremos imágenes de la hija sufriendo mucho durante su secuestro, pero manteniendo siempre el espíritu combativo.
A lo largo de la historia, Steven se enfrentará a la traición de un viejo amigo, a un general experto en Moai Thai y tiro con arco, a una asesina travesti (el momento en el que se quita el sujetador en plena pelea es impagable), a una especie de grupo ninja practicante de kali y como colofón a un brujo. Todo ello pasando por la típica colección de rufianes anodinos, de los que uno acabará muriendo por tropezar y caer de cabeza contra un cuchillo al ser maldito por el brujo para evitar que cante.
Otro de los personajes será un agente internacional llamado Washington, encargado de rescatar a la hija del politicastro, que saldrá de vez en cuando tomando whiskazos en diversas zonas turísticas de Tailandia, pero nada de mayor importancia. Una película genial, como podéis ver, llena hasta arriba de personajes currados y muy completos, con una interpretación estelar por parte de cada uno de ellos.

En resumen, tenemos acción, política, drama, sexualidad ambígua (el general no parece precisamente "rudo", y el hecho de que su asesina sea un travelo acaba con las sospechas, para convertirlas en indicios serios).
Evidentemente, esto es una película de acción, en la que veremos como mientras Steven se las ve con el malo, Sunti se lía a tiros con lo que parece ser una división entera de soldados tailandeses. ¡Y esa es solo una escena! También tenemos tiroteos en zonas de trenes, una pelea a muerte contra un travesti armado con un látigo, tiroteos a patadas... Mencion especial para la escena en la que el monje más viejo de todos le dice "Comprendo que has hecho todo esto movido por el amor", y le regala un amuleto protector de oro (del que cagó el moro) para que vaya a seguir genocidando matones con las bendiciones de Buda. Una profundidad... Unas emociones contenidas en la escena...


Pues bien: Esta película, que es a todas luces una mierda pinchada en un palo, infumable donde las haya y menos creíble que el argumento de las series producidas por TVE, y donde lo más limitado es la capacidad interpretativa de Seagal (Esta es mi cara de estar triste... Esta es mi cara de estar feliz... Esta es mi cara de estar cabreado... ¡Oh! ¡Son todas iguales!). A eso le sumamos que el físico ya no da pa más, y que él y su extra deberían usar zapatos del mismo color para que no de el cantazo. Además, tenemos esas escenas de acción poco creíbles o esos ninjas que atacan por rigurosos turnos... En resumen: Mantengo quienes son los dos mejores haciendo escenas de acción: Jackie Chan (garantizado no aburrirse) y Tommy Jaa (Da hostias tan duras que duele mirar).


Entonces... ¿Que cojones hago halagándola? Es que tras ella vi una que no es que la superase de forma abrumadora... Es que la aplastaba con ensañamiento, alevosía y desprecio:





Dio todo lo que prometía y más: Un grupo de zombies chungos, mal hechos, mientras que resulta que los protas son la hostia: ¡La gogó de la Rave sabe kung fu! ¿No os hablé de la rave? El malo, un monje loco español que mata al galeón que lo iba a tirar a indias, se llama Castillo Hermano. Realmente habría que ir a Uwe Boll con un diccionario Español-Aleman, y golpearle con él hasta que muriese.

El malo atrae a un grupo de jóvenes, al que para mayor precisión definiremos como "cuatro mataos" a una rave, que será asaltada por los zombies a plena luz del día. Los personajes supervivientes son lo puto peor: La negra (experta en combate cuerpo a cuerpo según el making off), la gogó (kung fu), el prota (liderazgo), el capitán Kirk (provee armas), el idiota de Simon (alivio cómico), la guarri pelirroja (buenas tetas y maestra de esgrima. ¡MAESTRA DE ESGRIMA, CROM ME VALGA!). Si, si, el prota la describe como "Mi ex novia. Lo dejamos hace un año, yo para estudiar y ella para practicar esgrima).
Veremos persecuciones de zombies que saltan por trampolines (se ve el puto trampolín), zombies que nadan, que empuñan armas... Es una mierda, y lo sabes desde el primer minuto, pero la película se supera fotograma a fotograma hasta el climax del Monje Doctor Loco Castillo Hermano y su grupo de asistentes, los zombies de los marinos españoles, aún con sus petos, sus cotas de malla de tela metálica (la cota de lentejuelas de Félix es más realista que eso) y el morrión. ¡Zombies con morrión! ¡Un paso más hacia lo ridículo!
Cada uno de los personajes mata a millones. Realmente, es el mayor pedazo de mierda imaginable, y lo único que lamento es no estar drogado durante su visionado. Acabamos tan hasta los huevos que le dabamos a fast foward para saltarnos las escenas coñazo (cuando hablan).
Eso, desde luego, no significa que la peli esté bien cuando no hablan...



Conversación del día:

- ¿Por qué? ¿Para qué quieres ser inmortal?
- ¡Para vivir para siempre!

Hay hasta una pelea a espada... Joder, es una puta mierda, en serio. Esta peli no merece ni tirar retórica en hacer críticas elocuentes y chascarrillos. Solo espero que Uwe Boll tenga un horrible accidente que lo incapacite para hacer más cine.
Lo más lamentable de ese pedazo de mierda es Jurgen Prochnow. Ese tío ha interpretado geniales villanos, ha sido el puto Duque Leto Atreides. Simplemente, merece más.

Semper fi.


Ukio

PD: Noiry, vas a necesitar muchos Underworld para superar esto

7 comentarios:

Noiry dijo...

Solo necesito una peli para superar esto... y es Casshern, cuando pueda escribir de ella sin que se me hinche el cerebro verás XD

Pero no te quito mérito, la de Seagal vale, pero la de House of the Dead... puffff... he visto 5 minutos del video y madreee es un "QUÉ YE HO!" continuo, todos con su "presentación" como si puese un puto videojuego (que esté basado en uno no es excusa), y ahí hasta mi madre sabe artes marciales, joder.
Cómo os aburrís, no? Y yo que pensaba que Kickboxer era mala (pero cómo me reí XD)

Ukio sensei dijo...

Que te las ves con Uwe Boll, hija loca. ¡Advertida estás! Hablamos del retrasao que hizo la película de Alone in the Dark metiendo en medio una persecución de coches y dándole poderes a Edward Carnby. ¡Del hombre por el que hay peticiones que cada día suman más firmas para que no haga más películas de videojuegos!

En serio: Ese tío solo hace cine porque en Alemania, las películas con pérdidas en taquilla reciben una subvención compensatoria. En resumen: Es más lucrativo hacer mierda que intentar hacerlo bien.

Ukio sensei dijo...

Y que conste: Kickboxer 1 no es mala. Es mítica, que es distinto (pero parecido).

Valent dijo...

Uwe Boll es el anticristo del cine de videojuegos.

Yo por mi parte le rezaré a Cthulhu a ver si devora su alma y nos libra de este sujeto.

Hagel Sama dijo...

He entrado por casualidad aquí y el ver que alguien más cometió la inmensa gilipollez de ver House of the dead (yo incluso pagué por alquilar el dvd) hace que se me salten las lágrimas. De las mayores mierdas que he visto nunca. Y si no has visto The convent (fue una noche realmente dura), no la veas!

Ukio sensei dijo...

Hagel, por que lo has dicho? No ves que ahora tendré que verla?

Pero esta vez seré más listo: Drogas! Las drogas son la solución al mal cine!

Menos mal que uno ya es mayorcito y sabía a que se iba a enfrentar, pero reconozco que me vi un poco sobrepasado por la bazofia.

Astaroth dijo...

Yo este fin de semana, si puedo y me apetece, me veré la genialísima y fantástica "Postal", a ver que ha hecho el señor Boll.

¿Sabías que Uwe Boll planea la película de Contra? No sé si considerar herejía esto o matar al tipo que pretendía hacer película de Guitar Hero.