Breves


sábado, 7 de marzo de 2009

Epic Fail!

Tan cerca, y a la vez tan lejos... Pero es lo que hay.

¿De qué hablo? De la última película visionada en el cine: Watchmen. Han sido unos cuantos meses de espera, no demasiado impaciente, la verdad. Los comics de Alan Moore son enrevesados y complicados y ahí radica precisamente su genialidad. Una sola película no es lo suficientemente larga como para abarcar todos los matices, puntos de vista y pequeñas genialidades, aunque he de reconocer que en esta se esforzaron por intentarlo, y en lo referido a pequeños detalles lograron mantener el nivel.


Bien, gente. A partir de aquí empiezan los spoilers (aunque moderados. No reviento nada, pero si lo lees, si llegas a ver la película, lo harás con cierta predisposición). Normalmente no avisaría, pero Watchmen es más sagrado que un desayuno equilibrado, así que leed el comic. Ya. ¡Sin discusión, maldita sea! ¡Hasta Jacinto está leyéndolo mientras espera a que las votaciones le digan como se llama su novia!


¿Aquí seguimos? Adelante pues.

Lo primero que va a echar de menos un seguidor del comic es, sin duda, el subcomic: Una brutal historia de piratas, coloreada al estilo clásico, con pocos tonos y mezclas raras, en la que el único superviviente de un barco asaltado por una sanguinaria y siniestra tripulación vaga a la deriva sobre unos restos de madera, con la esperanza de volver a su hogar a tiempo de evitar que los piratas masacren a su familia. Se usa para presentar al autor de historias que usará Veidt para dar forma a sus planes. Forma lovecraftiana, concretamente.¿Y si no tenemos el comic, ni el autor, que pasa? ¿Cambia la historia? Si y no: Misma historia, distintos (pero parecidos) planes. Y como esta faltan miles de historias secundarias, como los pandilleros, la relación entre kiosquero y lector (que tienen una breve aparición), taxistas lesbianas y el psicólogo (que sale, pero lo abrevian).

¿Aciertos? Los personajes están bastante bien caracterizados, especialmente algunos de gran peso, como el Doctor Manhattan, el Buho o el propio Rorscharch. Concretamente hay dos que me encantaron, por distintos motivos: El primero es el Comediante.



A grandes males, grandes bastardos, y este es uno de primera fila, aunque ni de lejos el mayor bastardo de la película. Un cínico armado con pocos escrúpulos que marcará el rastro a seguír por el resto del grupo. Incluso ampliaron su catálogo de bastardías mostrándolo como el verdadero asesino de JFK durante los créditos iniciales, lo cual se hace cuanto menos curioso.
Mención especial la merece la escena de su funeral, cuando meten The Sounds of Silence. Ya me explayaré más tarde sobre la torpeza musical de Zack Snyder, pero hay que decir que esta es una de las dos canciones peor escogidas.



La apertura de la película, durante los créditos, se hace con una canción de Bob Dylan, totalmente folk. Una guitarra acústica, acompañada de una harmónica y carente de artificios de mesa de grabación: The times are a-changin.



Mientras escuchas esta canción, ves una serie de imágenes que van desde los primeros años treinta hasta la actualidad (1985, la actualidad del comic, evidentemente), y esa canción marca un contexto histórico. Los años sesenta, el folk de Dylan... Te situas, prácticamente. Y esto lo logra con nota. Tenemos un par de escenas fuera, con música ochentera, y de repente... Funeral del comediante, The sounds of Silence, volvemos a los sesenta. NO. Todo ese contexto histórico ambientando con la música (queda bien poner Unforgettable, de Nat King Cole, en una de las más famosas escenas de la época de los Minutemen, en los años 30, 40, o en las hostias del principio. Sin embargo, lo destruye... ¡Joder! ¡Si hasta mete el infame cover de Desolation Row de My Chemical Putoemo!

ZZZAPP!!
Jacinto: ¿Por que?¿A que ha venido ese taserazo?
Ukio: ¡Por si acaso!

En resumen: Intenta dar un marco temporal y la caga. Punto. Si no lo hubiese pretendido en un principio con Unforgettable, The times are a-changin, me and Bobby McGee o 99 Luftballoons, entonces estas canciones no supondrían una patada en los tímpanos del espectador. Peeeero...

Quitando el tema de la música, el Comediante es genial.


Segundo punto a favor:



El latex mola. Una actriz físicamente bien elegida, y muy bien vestida, aunque ese traje solo tenga el patrón de colores en común con el original. Mucho morbo y muy molón. Carla Gugino ya me molaba desde que vi Snake Eyes o El beso de Judas. ¡Das Bastard says yes!


Ahora, volvamos al tema de la música: Archie, la buho nave, cargando contra la guarida final, avanzando sobre el paisaje helado de la antártida. Necesitamos algo épico y fuerte. Una de esas canciones ochenteras que te animan, como Eye of the tiger, You're the best, ¡cualquier cosa! ¡Estamos en los ochenta, y eso se les daba genial en esa época! ¿Que ponemos?



¡No! ¡No joder! ¡No! ¡Es una puta carrera contra el tiempo! ¡Contra el apocalipsis! ¡Nooooooooooooo! ¡Esta canción es un puto anticlimax! Es decir... La canción es genial, pero ni de coña para esta escena. No. Punto. No es admisible. Tenía los putos años 80 para encontrar una canción para esto y la cagó.

La visita guiada por Marte también está muy abreviada, sin embargo es uno de los precios a pagar, a cambio de las bastante fieles (no totalmente) escenas de presentación de los personajes.

¿Más cosas? Cagadas, puntos a favor... Algunas escenas son muy fieles al comic, pero esto ya era de esperar de Snyder, copiando algunas viñetas. Sin embargo se saltó muchas otras o cambió miles de cosas. El actor que interpreta a Adrian Veidt/Ozymandias, por ejemplo:



Si bien de cuello para abajo es mucho más fashion en la película, pero ese actor, simplemente, NO. No tiene cuerpo, no está musculado. Lo ves vestido de calle y es un tirillas al que yo mismo podría hacer morder el polvo, y luego con su traje del poder de Ozymandias, es el partecaras definitivo. Simplemente, no.

Ozymandias en sí es toda una cagada. Lo dejan demasiado de lado, y ni de lejos le dan el trato que se le da en el comic. Evidencian su papel sin querer, cosa que Moore no hizo, sino que insinuó (e infinitamente mejor). Incluso su presentación histórica es sin duda la peor, narrada, y sin imágenes de su pasado. Me disgusta especialmente la escena en la que lo vemos en Karnak viendo potrocientas teles a la vez: Es el hombre más inteligente del mundo, y hace eso para recibir un bombardeo de información contrastada, mientras le hace mimitos a su uberlince hembra Bubastis. Bien, de puta madre... En el comic veía los informativos de 30 países. En la película vemos el mítico anuncio de Apple que tanto ofendió a Microsoft, vemos Mad Max 2... Cliches ochenteros. Que guay, ¿no? ¿Y por que no porno? ¡Hagámonos unas pajillas, como Torrente!


Y el final... Ese final... ¿Que puedo decir de él?


¡QUE ES UNA PUTA MIERDA! SOLO HA NECESITADO TRES MINUTOS DE METRAJE PARA CARGARSE TODO LO CONSTRUÍDO CON DOS HORAS Y TREINTA Y SIETE MINUTOS DE PELÍCULA. En serio, gritos aparte, ese puto detalle ha prostituído todo el mensaje del comic, toda la idea, a cambio de meter una moralina gratuíta para que el público más ovino no se sienta perdido e insultado por el genial y controvertido final original: Buenos que no son buenos, malos que no son malos, aberraciones inhumanas inenarrables y grandes genialidades. Seguro que Snyder se siente muy orgulloso cuando cambió "villano de opereta" por "villano de comic" para dar un guiño humorístico, pero las cosas claras: Había construído una adaptación bastante fiel sacrificando muchos detalles menores, de mayor o menor genialidad, y lo había mantenido, pero eso... El último puto momento... Y todo se va a la mierda por culpa de una sobreactuación, una actitud inadecuada y una moralina gratuíta.

He ahí la justificación del título: Epic Fail.

Snyder, 300 era fácil: Tiene una línea argumental más simple que el mecanismo de un afilalápices. Sin embargo, Watchmen se te ha quedado grande. Así que ya sabes de que eres capaz y de que no. Y desde luego, no eres quien de medirte con Alan Moore. Así que tristemente, me veo obligado a incluir esta entrada en la etiqueta "Taserazos".

Semper fi.


Ukio

5 comentarios:

Astaroth dijo...

Aunque quisiera, no voy a ir al cine a verla. Principalmente por la falta de cine.

Roberto, Teodrak dijo...

Era obvio que iba a ser una mediocre adaptación... No se puede meter más que un panfleto de publicidad en tan solo dos horas y pico.

Aunque como película no me ha decepcionado.

Haraz dijo...

Yo no lei el comic. Siemplemente fui al cine porque el trailer me gustó y lo vi de un estilo de mis pelis.

Iba con muchas espectativas en ella, pero ya a mitaad de la película ya dije... ¡mimá! Excesivamente larga.

Sabía que era de un comic, y que seguramente la alargaban para meter todos los detalles posibles, pero lo que en un principio me habia enganchado por la parte final me empezaba a saturar y a doler la espalda.

No es que me haya disgustado, tuvo cosas que me gustaron mucho: Algunas escenas y un personaje en especial.

El Comediante.

Me dieron ganas de llegar a casa y encontrar el comic para leermelo sólo por él xD

Uno que no me gustó nada, menos incluso que el hombre más listo del mundo, fue el buho. No se como será en el comic, pero en la película parece el hombre más parado de la tierra ( y el más gañan, he de decir)

De todos modos, como persona que no ha leido el comic y ha visto la película, me han quedado dudas.

¿Por qué si al final son todos amigüitos, y más o menos respaldan el plan, el rubio este mata al (gran) Comediante al principio de la película?

No le encuentroo lógica.

Como resumen diré que no es que me haya parecido una mala peli, pero que tienes que ir con mucha predisposición a verla. Se hace larga pero no está mal.

Valent Garves dijo...

Gracias por la critica, ya no voy al cine

KITE dijo...

LO SABÍA. Desde el mismo instante en que vi los calzones de Dr. Manhattan y el abuso de la cámara lenta lo sabía.
Sencillamente en Hollywood no hay cojones.