Breves


martes, 17 de marzo de 2009

Feliz día a nuestros primos



Esta es la entrada número cien, y quiero dedicarla a una fiesta céltica de las más célebres: El día de San Patricio, santo patrón de Irlanda. Los católicos pueden comer carne en Cuaresma con permiso del Obispo, y los borrachos célticos tenemos una ocasión sin igual para reunirnos en pubs y beber cerveza negra, gritar obscenidades y cantar canciones cuya letra desconocemos. ¿Por que? ¡Por que es un modo de vida! ¡Por que es lo que nos convierte en lo que somos, y por que tampoco somos primos tan lejanos!



Así pues, gente, gasto mi entrada número cien para invitaros a acercaros esta tarde-noche por vuestra taberna más próxima y a tomaros dos pintas de Guiness o Beamish. Con ellas os darán un sombrero que no tendréis reparo alguno en llevar puesto con un par de pintas más. Así pues, bebed y celebrad, hijos de Irlanda, pues en un día tal como hoy, San Patricio expulsó a todos los abstemios de la Isla Esmeralda. ¡Que suenen las gaitas y el Bodhran! ¡Que alguien cante algo, entre guitarras y mandolinas! ¡Que sirvan más cerveza, voto al diablo! ¡Y que todo el mundo lleve algo verde!





Feliz St Patrick!! Slainthe!!!


Ukio.

6 comentarios:

Noiry dijo...

Ahora es un buen momento para citar alguna canción típica irlandesa XD

I've been a wild rover for many's the year
and I've spent all my money on whiskey and beer.
But now I'm returning with gold in great store
and I never will play the wild rover no more

Rokhsa dijo...

Astaroth y yo lo llevamos bastante tiempo diciendo medio en coña, pero va siendo hora de celebrar San Patricio y la cervecería no pilla muy lejos...

Y ya que nos ponemos, también el Oktoberfest para otoño no?

Noiry dijo...

Yo digo que hagamos un St.Patrick's memorial day y un Oktoberfest memorial day en Ortigueira. Cada día un tema XDDDDDD sería tan épico que se rifarían comas etílicos.

Valent Garves dijo...

Me abtendré de dar mi opinión acerca de nuestro parentesco.

Astaroth dijo...

Oiga, que lo de medio broma dígalo por usted.

La pena es que la taberna más cercana no pilla nada a mano para ir, así que mañana caerán unas cuantas.

Ukio sensei dijo...

El problema de St. Patrick es que la Guiness es cara, pero el lado bueno es que podemos traernos los gorros de casa.

Bieeeeeeeeen!!

PD: Este año tocó el gorro del 250 aniversario de Guiness.

Tranquilo, Valent. Piensa que cuando acabes los examenes te espera una cogorza subtipo "Libre al fin, maldita sea!!!"