Breves


martes, 20 de enero de 2009

¡Vivos!

Damas, caballeros, cosas y Cthulhu: Quiero alzar mi birra una vez más para celebrar nuestra supervivencia a uno de los males que van más allá de las imaginaciones más pesadillescas de Lovecraft o Nostradamus:



Sip: Nuestro amigo el retrasado ha sido con mucho el peor presidente que ha habido, hasta el punto de que no se me ocurre con quien compararlo. Margareth Thatcher ha sido igual de cerrada y extremista, pero también era inteligente. Reagan tuvo sus más y sus menos, pero no tuvo tantas complicaciones. ¿Que nos queda? ¿Aznar? ¡Hasta a Aznar se le reconoce una época de buen trabajo!

Bush, en definitiva, es como bien describía el semanal, un "alegre tarambana" lleno de frases estúpidas (si, yo también espero poder convivir en paz con los peces, señor presidente. Aunque algunos rodaballos siguen anclados a sus actos hostiles, terroristas e injustificados). Creyó que ser presidente era algo así como ser el Quarterback del país, ligando con las animadoras más guapas y siendo el namber guan de este gran "high school" al que llamamos Tierra. La cosa le dio en la frente. Cheeney estaba ocupado haciendo funcionar el negocio, y Georgie estaba devolviendo favores a las empresas de los amigos de papá, tomándose muchos días de vacaciones allá en el rancho Crawford y eso, cuando de repente, Mohamed Atta llega y estampa un avión en el World Trade Center, minutos antes de que un colega suyo estampe otro.
Hay millones de teorías de la conspiración al respecto, como que el avión del pentágono fue un misil, o que no murieron judíos en las torres. La única verdad es que un símbolo de Nueva York cayó en pedazos, América fue atacada en su territorio, y el mundo cambió.
Este nuevo cambio supuso la defensa. La libertad se volvió un lujo y, tal y como Moore nos enseñó en V de Vendetta, la gente renunciaba a ella con tal de estar del lado de los buenos, de los ganadores. La fuerza se impuso, los viajes en avión se hicieron imposibles y leoninos, y la ley patriótica sembró el terror desde las mas altas esferas. Malos tiempos para ser libre, los estados policiales volvían a estar de moda, todo autorizado por un pueblo oprimido por el pánico. La vida sigue, pero America no puede permitirse que se olvide esto. Nadie debería permitirlo, pero América tiene que explotarlo: Desfiles, celebraciones... Cada año, el 11 de Septiembre podría convertirse prácticamente en el "Día de la cortina de humo". Nadie hace nada con la zona cero, quieren que siga ahí, como recuerdo del terror que sintió la gente, y de que deben obedecer a sus gobiernos para que esto no se repita.

Bush siguió siendo idiota más allá, a pesar de que un humilde pretzel estuvo a nada de salvarnos. Tras el atentado, llegó la guerra: Primero Afganistán y luego Irak metieron al ejército estadounidense donde siempre acaba: En un berenjenal en el culo del mundo con unas condiciones territoriales en las que no saben jugar. ¿Que hacer? Bombardearlo todo y echarles la culpa. Ellos son los culpables: Los del Kalashnikov, la toalla en la cabeza y ese idioma que suena como "jamalají, jamalajá". ¿Que significa esto? Pues que EEUU va a llevar la libertad y la democracia que el régimen talibán no permite que haya, ¡así que bombardearán las ciudades más importantes y les atacarán para que se sientan libres!
Pero claro... Acabado el tema Bin Laden, Afganistán no tenía tanto petroleo como se creía, así que ya que estamos, nos vamos un poco hacia el Oeste e... ¡Irak! Sadam es un enemigo de papá, malo de la primera guerra del golfo pérsico, tirano que gasea kurdos... ¡Perfecto! Solo necesitamos una excusa...

Cuando dirá Aznar que no hubo armas de destrucción masiva, me pregunto... En fin...

Esta guerra fue especialmente nociva: Los soldados yankees estaban acojonaítos, ante el miedo a un atentado, y los árabes muriendo a miles. La verdad es que no parecen muy libres, ahora. Especialmente los que van a Guantánamo, bajo la consideración de "combatientes hostiles", que no "soldados enemigos". Eso les niega los derechos recogidos en la convención de Ginebra. ¿Que algunos se suicidan? Ese es un acto pasivo agresivo contra la moral de sus captores. ¿Os lo imagináis? El pequeño gran Bobby, un soplapollas de dos metros con medio cerebro de rata drogata, carcelero de Guantánamo, diciendo "Oh, Hassan, ¿por que lo has hecho? ¡Yo te apreciaba como a un hermano! ¿A quien le meteré ahora la porra por el culo?" Pobre, Bobby, maldito malnacido subnormal hijo de puta...
Ah, claro: Como no están en territorio estadounidense, la constitución tampoco les concede derechos.

Ahora llega Barak Hussein Obama, de extraños orígenes keniatas, pero al que mucha gente compara con el mítico John Fitgerald Kennedy, incluyendo la mismísima hija de este. Representa una nueva esperanza, y una fuerza, capaz de mover a jóvenes y a viejos. Todos recordamos el vídeo del "Yes we can":



Es un credo escrito en los documentos fundadores, que marcaron el destino de una nación.

Si, podemos

Ha sido susurrado por esclavos y abolicionistas, mientras marcaban el camino hacia la libertad.

Si, podemos.

Ha sido cantado por inmigrantes que llegaban de distantes orillas, y por pioneros que emprendían el camino hacia el Oeste, a través de la inmisericorde naturaleza.

Si, podemos.

Ha sido la llamada de los trabajadores que se organizaron; de las mujeres que alcanzaron las urnas; de un presidente que eligió la Luna como la nueva frontera; y un rey que nos llevó a la cima y señaló el camino hacia la tierra prometida.

Si, podemos, tener justicia y equidad.

Si, podemos tener oportunidad y prosperidad.

Si, podemos sanar esta nación.

Si, podemos reparar el mundo.

Si, podemos.

Se que la batalla que nos espera será larga, pero siemprerecordad que no importa que obstáculos permanezcan en nuestro camino, nada puede oponerse a millones de voces llamando al cambio.

Hemos sido advertidos de que no podemos hacer esto por un coro de cínicos... Ellos solo se volverán más ruidosos y disonantes... Nos han dicho que paremos y veamos la realidad. Nos han advertido sobre ofrecer a la gente de esta nación una falsa esperanza.

Pero en la atípica historia que es América, nunca ha habido nada falso sobre la esperanza.

Ahora las esperanzas de una niña pequeña que va a una ruinosa escuela en Dillon son las mismas que los sueños de un niño que aprende en las calles de Los Ángeles; Recordaremos que hay algo sucediendo en América; que no estamos tan divididos como nuestros políticos sugieren; que somos un pueblo; somos una nación; y juntos, empezaremos el siguiente gran capítulo en la historia de América con tres palabras que sonarán de costa a costa; de un brillante mar a otro...

Si. Nosotros. Podemos.



Hoy hace más de un año de ese 8 de Enero en Nashua, New Hampshire. Mañana, Obama tomará el cargo. Recorrerá andando las últimas manzanas que lo separan de la Casa Blanca. Es negro. Es inteligente. Es carismático... Puede ser un buen presidente. Demasiado perfecto, si lo miras bien. Un equipo prometedor, con genios económicos que han trabajado con Clinton, Joe Biden, Hillary... ¿Lo hará bien? Mejor que Palin seguro, la estúpida hija de puta... Sin embargo, mundo, yo os advierto: Preparaos para una gran decepción. Obama tiene mucho que resolver, pero mientras nosotros, pueblo de la tierra, contenemos la respiración, el gran hombre negro se sentará en el despacho, rezará a su abuela y abrirá su agenda. Entonces, el hasta hoy presidente electo, empezará por su propio país. Quizás pase un año o incluso dos antes de que empiece a trabajar en serio con el resto del mundo, y la duda es si para entonces toda esa ilusión seguirá ahi.

Sus discursos son geniales. Sus propuestas revolucionarias. Sus intenciones encomiables. Ahora solo nos queda rezar por que no le vuelen el tarro los extremistas, los idiotas o los inconscientes... Y ver que consigue. Este hombre ha empezado en lo más bajo, y nos ha dado en la cara, mostrando que un solo hombre y un solo voto puede marcar la diferencia. Ahora, desde el despacho oval, nos mira, y se encuentra todos nuestros ojos fijos en él.

Felicidades, señor presidente. Aqui te esperamos... No nos folles.


Semper fi.


Ukio.

10 comentarios:

Mephisto dijo...

Yo sinceramente, hace años que decidí darme cuenta que las personas que quieren cambiar el mundo a mejor está en África construyendo pozos o militando en una ONG, y las personas que quieres poder, estan liderando algo, eso incluye un país.

He perdido absolutamente toda la fé en un gobierno digno, y dudo que el señor Obatman me la devuelva.

Pero bueno, para ser mejor que Bush, no hace falta mucho, la verdad.

Ukio sensei dijo...

Un cerebro te parece que no es mucho?

Altheniar dijo...

Yo no soy tan extremista, ya que a habido y habrá gobiernos dignos. Hasta supongo que los hay, que no nos ciegue la crisis.

Lo que mas me preocupa del nuevo presidente es como bien señalas el magnicidio, este hombre supone demasiados cambios para los cerebros del tarro de formol que son algunos extremistas.

Pero en todo caso, creo que si puede trabajar sin estorbos (entiéndase cosas que no deben estar en medio, no cosas que si deben) puede devolver algo de lo que perdió su predecesor. Si ese hombre que cuando llego al poder entraba a gobernar un país sin deudas y ahora a invertido las tornas, de hecho mas allá, con casi el doble de deudas que de la riqueza inicial de cuando llego.

En áfrica hay dictadores y señores de la guerra, gente cojonuda no veas. Y no es el único lugar del mundo donde hay ONGs. Ni la única forma de ayudar es ir allí a comer mierda con ellos.

Lanselor dijo...

Me ha hecho mucha gracia el punto del comentario de altheniar donde dice:

"es ir allí a comer mierda con ellos".

Muy acertado y tremendamente realista.

Obama, la cagará. Es más, confio en que la cage, por que todos somos humanos y joderla de vez en cuando nos viene bien para no volver a cagarla de la misma manera. Pero tambien espero que sus aciertos sean mejores que sus cagadas.

No obstante, es cierto que dejar que llegue al poder, que siente su negrisimo culo en el despacho Oval no combiene a demasiada gente.

Aunque, esperemos que todo salga bien. No obstante, lo haga como lo haga, Obama ya ha marcado un antes y un despues en la historia de america, y del mundo.

Noiry dijo...

(palabra clave: kedendi, a mí me suena a Kennedy XD)

Con tu discurso me he sentido un poco más yanki XDDDDDDD
La gente espera que Obama llegue y cambie el mundo, pero no se dan cuenta que antes que líder mundial es presidente de un país, y uno tiene que barrer primero su casa.
Yo lo que más temo es que le vuelen la sesera.

Y no es mentira que muchas de las grandes mentes del mundo se están desarrollando en países tercermundistas o en vías de desarrollo, sólo hay que ver la ingente cantidad de científicos y doctores indios.

Yo no confío demasiado en las ONG, la mayoría del dinero va a parar a bolsillos privados.

Valent Garves dijo...

Con solo que cumpla la mitad de lo que promete creo que ya habra hecho un buen trabajo.

De todos modos mejor seria no alzar campanas al vuelo tan pronto.

Zapatero ya debe de estar preparando la vaselina para cuando vaya a hablar con Obama.

Rokhsa dijo...

bueno, si se trata de ser humano y equivocarse, ya lo ha hecho al jurar su cargo...

Pero yo tambien tengo fé en sus promesas, si no en todas, en las más imprtantes.

Ukio sensei dijo...

Su discurso al tomar el cargo ya ha sido, cuanto menos, interesante. "Es la era de la responsabilidad", de "recuperar libertades". Eso dice mucho de asuntos como Guantánamo y la Patriot Act.

Obama es un cambio, en teoría, y para todos aquellos que tenemos una mentalidad... ¿Socialista?, supone un cambio a mejor. Ha hablado de sanidad y empleo públicos, cosas por las que a Clinton lo llamaron poco menos que comunista. Un giro a la izquierda para un país que decidía entre derecha moderada y derecha reaccionaria.

Por otra parte, me emociona el hecho de estar presenciando esto: Señores; estamos viendo historia viva.

Valent Garves dijo...

Tambien fue historia viva el 11 de Septiembre, y eso si que me emociono a mi.

Fernando dijo...

Ukio..., ¿nosotros?, ¿socialistas? Que vaaaaaa¡¡ xD.

Ahora en serio, con respecto al discurso de Obama estoy muy satisfecho, de todas formas, no puedo evitar tener ciertas reservas, después de todo, es posible que no pueda o que no le dejen conseguir sus objetivos(después de todo sobre él planea esa amenaza, ese temor que veo que muchos compartimos a que le vuelen la tapa de los sesos) El amigo Sesos-De-Patata no se lo ha dejado nada fácil.

Es curioso pensar que, cuando las nuevas generaciones se sienten en sus aulas a estudiar la historia del mundo, el profesor abrirá el libro y con un respingo leerá "La Era Bush".