Breves


martes, 1 de julio de 2008

twenty five and still alive...

Vale: Se que debería escribir sobre la victoria de la selección, pero ayer estaba cansado y liado, y hoy tampoco puedo porque tengo otra cosa sobre la que escribir:

Hoy, primero de julio del 2008 he alcanzado la respetable, y por muchos envidiada, edad de veinticinco años. Un cuarto de siglo, nada menos.

A lo largo de estos cinco lustros, he ido degradándome de estudiante modelo a mal estudiante, rozando el fracaso escolar, dirían mis padres. Y sin embargo, he llegado a 5º de Derecho. Suena impresionante, pero no es bueno, ya que debería haber superado este nivel antes de haber cumplido los veintitrés años.

En el plano laboral, he tenido dos o tres trabajos de mierda, pero también es cierto que aún no he llegado al trabajo que más deseo, así que no lo tendré en cuenta aún.

En el plano social, sin embargo, es donde más he crecido. Antíguo "raro" de clase, me alzo sobre los que se creyeron superiores, habiendo alcanzado casi todas mis ambiciones. Veo a los otros, tan carismáticos y "guays" entonces, y ahora no son sino pobres idiotas, acomplejados, demasiado preocupados de lo que se diga de ellos.
Y yo, me río. Estoy por encima de ellos porque los veo. Los veo comprándose determinados tipos de ropa o diciendo determinadas estupideces solo porque es lo que se espera de ellos, o porque es lo que les dicen que hagan. En lugar de fundirme en la masa social para "realizarme" como individuo, he adaptado mi masa social a mi, eligiendo solo a aquellos que están conmigo por lo que soy y como soy. Solo por esto, creo haber logrado algo que muchos no logran en toda la vida.

Es en lo que se refiere a la realización personal donde estóy más descontento conmigo mismo. No tengo ese grupo de música que quería, ni soy dibujante, como quería ser. No estoy en el mundo de los comics, ni en el de la literatura. Soy admirado como relatero y me defiendo con una guitarra (el dibujo definitivamente, no era para mi). Pero ahí queda. Ni grupo, ni libro publicado. Sin embargo, ahí estan Tales of Gaia y Azoteas de Midgar, pero, aunque no los pretenda dejar nunca, bien es cierto que no puedo permitirme que eso acabe ahí. Ni por mí, ni por toda la gente que cree que soy bueno en ello. Algo he hecho, pero para 25 años, es muy poco.


Bueno, Ukio del futuro: Aquí queda eso. Mírate en tu espejo de 25 años recién cumplidos y haz la comparación. Espero que este pequeño momento de reflexión haya sido un punto de inflexión en tu vida, y espero que sea para bien. Creo que eres un hombre inteligente, y que de verdad sabes lo que quieres. Dale caña con tus proyectos y ambiciones, y demuéstrale a esos bastardos de que eres capaz.

¿Por que?

Eres Ukio.

Proyectos actuales: Un grupo de música, 3 libros, un comic y la abogacía. En los años venideros, ya veremos.


Felicidades.

3 comentarios:

KITE dijo...

Amén.
Si te digo la verdad, yo pretendía escribir un libro durante el verano. Está por ver, porque tengo ideas interesantes.

Y a pasarlo bien hoy.

Por cierto, yo siempre he querido tocar la guitarra.

CharlieRVesco dijo...

Felicidades, zagal, que ayer estaba empanado y no te dije na por el messenger.

Sobre el libro... bueno, era mi idea... mas bien un comic, pero yo le estoy poniendo algo de desidia por mi parte. Pero bueno, tu sigue, que puedes. ;)

Como que Alemania perdió ante España.

Noiry dijo...

25 años bien llevaos, la juventud si va por dentro se refleja fuera.
De todos modos yo estoy empezando a pensar que lo bueno viene despues de los 25, que es cuando la siembra empieza a dar fruto. Todos tenemos alguna espinita clavada, yo también quería ser estrella del rock pero sin tocar ningún instrumento y sin voz pa cantar lo tengo dificil.
Como decia la canción: "the best is yet to come". Escribirás libros y comics, solo hay que ponerse y dar la chapa (y tener contactos ayuda).

Nyo-rn!