Breves


jueves, 5 de noviembre de 2009

Premio nacional de Cómic 2009

¡Y se queda en Galicia!


Felipe Hernandez Cava
y Bartolomé Seguí han ganado el premio nacional de cómic del ministerio de cultura (ese contra el que despotricaba el cretino de Molina Foix, hablando de su poco aprovechamiento).



La obra se mueve entre dos escenas: La guerra civil española y el Nueva York de la época de la depresión, narrando una historia de rencores y venganzas. La verdad es que no soy dado a este tipo de comic, pero después de haber leído el anterior ganador, Arrugas, de Paco Roca, no me queda sino reconocerle un cierto crédito. Todo se verá, depende de precios, presupuestos (básicamente, las pelas que me queden tras ponerme al día con las colecciones que sigo).
Son 72 páginas a color, con tapa dura. Edición europea típica, vamos. Vale 16€.

Y ahora, la parte vergonzosa de la noticia: Mientras películas de mierda (que ya se que son más caras de hacer, pero siguen siendo películas de mierda) como Mentiras y gordas (¿habré elegido una guionizada por la Sinde de casualidad? Si, probablemente...), obtienen subvenciones cojonudas, el premio en metálico que recibe el que se ha alzado como MEJOR CÓMIC ESPAÑOL DEL 2009 asciende a 20.000€

Felicidades a los señores Hernandez y Seguí, que podrán comprarse sendos coches de segunda mano (o uno nuevo y compartirlo, sin ir a marcas caras). Realmente, me da vergüenza tan pobre reconocimiento a los meses de trabajo que supone escribir y dibujar un cómic, especialmente con el nivel de dibujo y calidad que tienen muchas ediciones de cómic europeo (y si no me creéis, buscad Blacksad, de Guarnido y Diaz Canales.

Semper fi.


Ukio

4 comentarios:

Noiry dijo...

Qué me vas a contar. Si la mayoría acaba en Francia o EEUU por algo será. Y aún los hay con los güevos cuadrados para decir que es un desperdicio de dinero premiar a estos artistas.

Skeith dijo...

Lo de películas y cómics en España va como va. Tenemos algunos artistazos, y gente que le da al callo y se lo curra sin demasiados apoyos, por un lado. Por otro, actores que son encasillados en las mismas temáticas de siempre (no es que sea experto del cine, pero para mí el español se limita a comedias, tanto románticas como... raras, alguna que otra peli basada en hechos reales y Alatriste, que es de las pocas que sale de ese molde) y a las que se da un pastón.

Y claro, para qué hacer como otros países, que ya usan para pelis sopotocientos cómics; porque cuando se terminan los guiones medianamente originales y el basarse en los libros con resultados no siempre buenos, hay que tirar de algo. De eso en España dos ejemplos: una de Zipi y Zape del año de la pera, y las dos de Mortadelo, que son los más conocidos.

Puede que con esto esté metiendo el remo en algo, pero como opinión que es, se puede tener un desliz con opción a ser corregido xD.

Ukio sensei dijo...

A ver, la cuestión es que el cómic aquí sigue siendo un entretenimiento "menor". Americanadas, japoneses y en cualquier caso, "para niños".
Esto lo opina gente que nunca ha leído a gente como Alan Moore, Naoki Urasawa, Katsuhiro Otomo o Warren Ellis.

Tú te lees algo como Transmetropolitan y lo primero que piensas es "esto es muchas cosas, pero para niños ni en broma".

Cambiando al cine, te has olvidado dos de las otras grandes temáticas apestosas de la guerra civil: Los dramones insuperables y la puta guerra civil (que te dan ganas de haberla vivido y matar a todo dios solo para que no quede nadie vivo para hacer ninguna puta peli).

Pero bueno, Skeith... El principal problema es ese: El menosprecio al comic. Busca la columna que escribió Molina Foix, en los enlaces de la entrada que escribí poniéndolo a parir (la penúltima o así, con la etiqueta Cómic").

Skeith dijo...

Hmm, ya lo leí un poco por encima y me iba cabreando gradualmente. Si lo leo con detenimiento puedo verme tentado de afectar a mi entorno. ¡Menos mal que no soy ni muy grande ni muy fuerte xD!

Pero sí, me dejé lo de la guerra civil. Despues de escribirlo me acordé... Vale que ha sufrido gente, que se han perdido cosas, pero es algo que ya ha pasado. No veo a gente por la calle quejándose o haciendo películas del desastre de la Invencible, por demás algo que podría tener hasta más interés. Tendría también más variedad para con las consabidas temáticas de siempre. ¡Y muchos más efectos especiales!