Breves


martes, 10 de agosto de 2010

PPatadas y PPatodos.

Un conocido refrán nos cuenta que si esperas lo suficiente, verás pasar el cadáver de tu enemigo ante la puerta de tu casa. El PP se ha propuesto demostrar que esto es cierto, pero sin tener que esperar, y eso es aquello por lo que está peleando ahora: Por precipitar acontecimientos.

En una entrada anterior, a nuestro compi José Luís le tocó su ración de voltaje taseril, y ahora va llegando el momento de que Mariano reciba una de las que le acostumbran a tocar por aquí, no vaya a ser que la gente se olvide de hacia que lado cojea el aquí escribiente.

ZP ha demostrado ser un deficiente gestor de la crisis, y eso es cierto, pero lo que estamos olvidando es que Mariano ya era un deficiente gestor en los tiempos de prosperidad.
En esa “gloriosa” época (casi dan ganas de decir “épica”, solo con oír a los peperos proclamar sus bondades y superávits. “Epiquéeeeerrima” incluso), el gran artífice del bienestar fue sin duda Rodrigo Rato, un genio económico que nada más ver que pintaban mal, se fue a dirigir el FMI unos añitos.
Sin embargo, tanto el gran hermano de los bigotes y las abdominales marcadas y sus esbirros han sido ciertamente lamentables. Espe tuvo sus manifas en contra, primero como ministra de educación y luego cuando nos sentimos timados al ver que cobraba dos salarios: El de presidenta del Senado y el de presidenta de la Comunidad de Madrid (Y ahora Esteban Pons exige que Trinidad Jimenez dimita como ministra de Sanidad gane o pierda, claaaro… Como es una de las mejor valoradas del gobierno, así se la quitan del medio. Mira que tenéis cuento, partido azul). La sustituta de Espe, Pilar del Castillo, fue la promulgadora de la infame LOU, cuyas manifas en contra fueron acalladas con la más infame y demagógica ley anti botellón.
¿Zaplana? Dijo abiertamente que se había metido en política para hacerse rico y probablemente así sería. Acebes fue célebre con sus eternos “Ha sido ETA” del 11M, mientras se le ponía la cara roja y se le veía a las claras que ni él se creía esa mierda. Estos dos siguieron mordiendo años después, cuando la política de la oposición estaba más orientada a mantenernos cabreados con la célebre crispación, que en hacer nada útil (No olvidemos a Martínez Pujalte, nuestro querido “Martínez el facha”, presumiendo por los pasillos del hemiciclo por haber montado un pifostio y sido expulsado de la sesión. “Me echaron la tarjeta roja”, decía el muy gilipollas… ¿Y para eso le pagamos el salario de un diputado? ¿Para qué monte pifostios y gaste bromitas a la prensa? ¡Vota por Ukio! ¡Prometo el doble de pifostios cobrando la mitad de su sueldo!)
¿Y de Jaume Matas, que vamos a decir? Ahora tiene la imputación por el caso Palma Arena, que manda cojones conseguir pagar una fianza de 3 millones de euros, pero en su día también fue célebre por irse de putas en Rusia, al club de sadomaso Rasputín por cuenta del contribuyente, pagando con la tarjeta del ministerio.



Y nos queda, finalmente, Mariano. El aguerrido Alí Babá de todos estos ladrones. Mariano el que fue ministro de interior y con su llegada la criminalidad creció de una forma sin precedentes en la historia de la democracia, mientras el proponía a la gente (que paga impuestos para tener policía, carreteras, hospitales y esas cosas) que contratasen seguridad privada (ah, la privatización de la era Ánsar). Luego, fue vicepresidente, cuando ya se sabía que Aznar, amigo de Yors Bush y de dios, le había dicho aquella de “todo esto será tuyo…”. ¿Recordáis algo de esa época? Si no, os lo recordaré todo con una cita: Son unos hilillos, como de plastilina… ¡Si señor! ¡Mariano era el Señor de los Hilillos! Álvarez Cascos fue el Boromir, que quiso resolver a la brava ordenando que tirasen el barco pa Portugal y si no, pa alta mar. ¡Eso es gestión responsable! ¡Eso es liderazgo! ¡Eso es manchar la costa gallega durante meses, destruir ecosistemas, economías y luego arreglarlo tirando de chequera para los afectados, sin que estos se enteren de que están participando en la mítica de “pan para hoy y hambre para mañana”!


Hoy, la ventaja de popularidad del PP sobre el Partido Español (que recordemos, ni es socialista ni es obrero), se halla en cotas lo suficientemente altas como para que un envalentonado Mariano, líder de la Oposición, exija a ZP que cumpla con su responsabilidad para todos los españoles y adelante las elecciones. Así, la gente votará con la crisis encima, sin acordarse de los méritos de los socialistas y teniendo frescas putadas, como la caída del empleo y la reforma económica y laboral. Todo cojonudo, sin duda, pero para Mariano.

Todas sus propuestas y mítines no han largado sino basura y perogrulladas acerca de crear empleo y no destruirlo. Sobre combatir la crisis y no crearla. Sobre combatir el déficit público y no aumentarlo.
Todo eso suena cojonudo, pero… ¿Mariano ha dicho algo acerca de cómo lograr todos esos objetivos? ¿Acaso hay pruebas claras de que la gestión del Partido Español esté orientada a lo contrario? Mariano no ha largado sino un discurso vacío de contenido, largando estupideces vacías que suenan bien usando retórica repetitiva para que el ciudadano de a pie no se de cuenta de que su discurso solo está lleno de aire y agujeros. Carece de propuestas concretas, de ideas, de trabajo en pos de los españoles (es mejor que nos jodamos nosotros, que ellos no van a mover un dedo para arreglar nada hasta que les toque gobernar, así se aseguran de que nada de mérito vaya para los “suciatas”).

Esto es especialmente histriónico cuando hablamos de la consabida reforma económica, cuya aprobación salió adelante con los votos a favor del Partido Español, PNV y CIU. El PP llevaba tiempo rajando acerca de la necesidad de abaratar el despido (¡Uuuh! ¡Tú gran genio económico, rostro pálido! ¡Gente despedida sin indemnización poder comprar cosas y reactivar la economía! Ahora coger tu lengua de serpiente y metértela por ano hasta que hacerte cosquillitas en páncreas), y sin embargo se abstuvo en la votación. Se salen con la suya, e incluso pueden protestar contra una reforma que realmente quieren, y que desde luego, si ganan las siguientes elecciones, no van a quitar. Cojonudo, ¿eh? Ellos se comen el marrón y nosotros nos salimos con la nuestra. Una maquiavélica inactividad triunfa en la calle Génova.

¿Y qué decir de su respeto al estado de derecho? ¡Esteban Pons sale bramando contra la indebida detención de algunos de sus alcaldes! ¡Cágate lorito! Con órdenes de detención en regla, firmadas por el juez (aunque los periódicos, según el color que traigan, afirman o niegan esto, que ya sabemos cómo es la prensa en el mundo civilizado), ¡y aún tiene los santos cojones de cuestionar esos arrestos y exigir la puesta en libertad inmediata de los sospechosos! ¡Como mola! ¡Oye, pues yo exijo que me quiten esa multa por aparcar en la acera! ¡No estaba firmada por ningún juez, y puedo demostrarlo!

Pero el plan es ese: Atacar ahora que los vientos son favorables. La opinión pública está a favor porque aún nadie parece haberse dado cuenta de que este país NO es bipartidista, y que puedes votar a otras opciones, como el desustanciao de Llamazares, la ignoranta afascistada de Rosa Diez (¿gallego, catalán y euskera dialectos? ¡Vuelve al instituto!), el partido marihuana, el partido pirata, los falangistas (hay cuatro distintas, si no encuentras una que te guste, es porque… Probablemente porque serás una persona con una inteligencia media o superior), los Carlistas (con su acojonante anuncio televisivo, que solo podías ver en teles locales en horario de porno de baratillo porque no había dineros para el prime time).

Si la gente solo ve dos opciones, todo se simplifica: Tenemos buenos y malos, y ahora el malo es el de la ceja, con sus parados quejándose, su crisis y sus desastres económicos (que no han provocado, sino que les tocó sobrellevar igual que a todos los demás países. Especialmente loltástico en Grecia, donde la mala gestión de los conservadores le ha reventado en la cara a los Socialistas y ahora los culpan de la crisis). El bueno de Mariano, sonriente sin su cinturón de seguridad (Llamas, destrucción y unos cuantos packs de 6 exige que se le multe acorde a tal infracción, pérdida de puntos incluida) es la resistencia. Mariano Skywalker escucha los consejos de Mayor Oreja Wan Kenobi acerca de armas nobles y de épocas de extraordinaria placidez (y no hablo de repúblicas, sino de malvados imperios galácticos). La tiene un par de princesas Leia y a Espe haciendo el papel de Lando Calrissian para traicionarlo a la primera de cambio. El chulesco Esteban Pons sería un Han Solo cojonudo, pero no sé si darle a Martinez el facha o a Arias Cañete como Chewbacca. Zetapeider os espera, ahora que es el malo.

¿Pero es que nadie lo ve? ¡Las elecciones NO pueden esperar dos años! ¡Eso sería la ruina! ¡En dos años, Trinidad Jimenez, que ya ha logrado que los demás países europeos paguen por esas operaciones que los guiris vienen a hacerse de gratis a España, podría arreglar la sanidad, e incluso cargarse el impulso privatizador de Espe! ¡Rubalcaba podría (dios no lo quiera) acabar con ETA (Si estás en el año 2003 en adelante, se pronuncia ETA. Si eres Aznar y estás en la época del alto el fuego que montó el PP se pronuncia “movimiento de liberación del país Vasco”. No lo olvides).
¡EN DOS AÑOS, PODRÍA ACABARSE LA CRISIS (pese a los esfuerzos de Diaz Ferrán de hundir todas las empresas que monta)! Sin crisis… ¿Qué mierda de discurso le quedaría a Mariano?
Nada.

Absolutamente nada.

Pero sería gracioso verlo disfrazado de caballero Jedi.


Y aquí acaba, una entrada sobre como liderar la oposición de forma que cualquier tarado de 4chan podría hacerlo: ¡Trolleando!
Trolls lectores, espero que hayáis disfrutado de esta entrada, dedicada sin duda a vosotros y al pequeño Martínez Pujalte que lleváis dentro. ¡Aprended de Mariano! Cuando sea un cadáver político, siempre le quedará su antiguo y brutalmente lucrativo trabajo como registrador de la propiedad.


Semper fi.


Ukio

1 comentario:

Valent dijo...

Te has olvidado de la que hace de Leia: Maria Dolores de Cospedal