Breves


martes, 1 de diciembre de 2009

La música es cultura, la música es empleo

Contrariamente al tono habitual de este blog, seré frio, moderado y preciso.



Este es el eslogan de la manifestación que montaron esta mañana unos cuantos artistas (muchos menos de lo esperado, y con nombres de menos caché, hay que decirlo), frente al ministerio de industria, con dos exigencias muy sencillas:
La primera era un estatuto laboral, lo cual me parece lógico, ya que su situación no está regularizada, o igual no como ellos querrían. Me hace un poco de gracia imaginarme que idea tendrán estos de "salario mínimo" pero no voy a hacer preguntas ni insinuaciones por no ir directamente a esa tan fácil de que quieren subvenciones talegueras de cultura por hacer "arte".
La segunda exigencia es la penalización y mano dura a la piratería. Lo primero que aquí tenemos que preguntarnos es: ¿A la piratería o a las descargas? ¿O a ambas? Porque la verdad es que no es lo mismo vender música obtenida ilegalmente, que descargarla para el uso personal. Ni desde el punto de vista legal, ni monetario, ni moral.

Loquillo encabezó la manifestación, a la que asistió gente como Aute, Rosario y una panda de triunfitos. ¿Qué podemos decir? No son precisamente los más superventas de todos. Y sin serlo, ¿qué salida les queda? ¿Quejarse? Yo creo que es una mala idea: Salvo los tres primeros mencionados, que tienen ya algún público fiel y establecido, el resto no tienen gente que vaya a comprar sus discos sin una campaña de felicidad masiva. Casi que podría decírseles a los triunfitos que más les habría valido, puestos a apuntarse en un reality, ir al Gran Hermano y salir junto a Belén Esteban en Sálvame. Está claro que los únicos que no pasarán hambre después de OT son Jesús Vazquez y Risto.


Pero vamos a ser serios: No son la apuesta grande de la industria, sino relleno del canal 40tv. Sinceramente, esta gente, sin las descargas, no dura tres telediarios. Sus discos han de tener menos ventas que un puesto de biblias mormonas en un festival erótico. Y sin embargo, ahí estan, diciendo que se les roba. Las cosas claras, gente: Al precio que está un cd, solo un fan acérrimo compra a ciegas. Los demás, lo descargamos, lo oímos, y si mola, pasamos por caja, y lo que es más importante: Por el concierto, que es donde sacáis pelas de verdad. Entonces, uno se piensa... ¿Realmente vais a sacar algo de aquí? Si: Comer dos días más, y esto está cantado: ¿Quienes no han venido? Alejandro Sanz, Búmbury, El canto del loco... Grupos que por más o menos que nos gusten (y Alejandro Sanz merece morir empalado en una estalactita de sal de 4 metros) están arriba, tanto que pueden desaparecer del panorama un par de años, volver con un nuevo disco y la gente acudirá.
¿Quienes han venido entonces? Muy simple: Aquellos a los que la discográfica ha podido decirles "o das la cara por mí o te corto el grifo a la de ya".

Han presentado, eso si, dos mil firmas. Si no me equivoco, ya solo les faltan 248.000 más para tener el proyecto de ley. ¡Ánimo! De todos modos, lo de las firmas también se puede comentar, ya que... Si juntamos firmas contra el canon... ¿Cuantas íbamos a tener?



Y ahora se acabó el niño bueno: La parte que realmente me pone de mala hostia: Conchita reclamaba dos cosas a mayores: Salas de conciertos y seguridad social.


¡Salas de conciertos! ¡Tú, especie de parásito del sistema discográfico, vienes a mí, ciudadano español, votante y pueblo soberano, a decirme que se necesitan más salas de conciertos! ¿Qué pasa? ¿Que ver tu puta foto en la carátula de un CD te vuelve mongol? ¿O es que tú entraste en la música por debajo de la mesa grande, en lugar de empezar por lo más bajo como todos? La wiki dice que escalaste, pero me parece que tú, estimada finlandesa afincada en los madriles, vives en un mundo de ilusión, gafas de pasta e imacs: ¡Yo te diré que son las salas de conciertos!

¡Las putas salas de conciertos son pequeños locales mantenidos por empresarios que se arriesgan y que dan música en directo a sus clientes, en lugar de mierda enlatada! ¡Las consumiciones valen medio hígado para poder pagar el impuesto, y la presión de los vecinos hace que cierren, cayendo como putas moscas en un microondas! ¿Salas de concierto? ¿Donde mierda estabas tú cuando cerró la Rock Club en Orense? No creais que tengo nada especial con esa sala, a la que no he ido en mi puta vida, pero las cosas claras: Lo de tocar en garitos pequeños casa muy poco con los más de 20€ que queréis por una entrada, de modo que la gente tiende a deciros que nain (cuando no os gritan ¡RAUS!¡DABAI!¡DABAI!).
¿Quién nos queda entonces para tocar en salas pequeñas? Grupos nuevos. Osados y pequeños Perseos, Aquiles y Belerofontes dispuestos a abrirse paso a mordiscos en un mundo de titanes, colosos y dioses. El problema es que todo grupo nuevo tiene que pasar normalmente por un escalón inevitable que son las versiones: Es la forma por excelencia de conjuntar gustos musicales hacia una orientación definida y aprender a coordinarse. Sin embargo, ¿quién los espera en la sala? El enviado de Zeus Bautista, una suerte de Mercurio llamado "inspector de la SGAE", listo para tomar su mordida.
Esto sumado a la falta de apoyo a gente que no esté precocinada por sus macrogrupos publicitarios y los elevados costes de mantener un grupo en marcha (local, instrumentos, electricidad, tiempo, esfuerzo...) nos lleva a que no hay grupos, no hay salas, no hay música, no hay cultura.

¿A quién culpar? A vosotros, sin duda. No sois artistas: Sois industria. Vivís de discos pasados o de bombardeos publicitarios que os convierten en "sabor del mes". Vuestras canciones tienen tan poco contenido que vendéis más politonos que discos. ¿Qué más se puede decir, si habéis ido al ministerio de Industria, y no al de Cultura?
Os habéis ganado algo: Que rompa una lanza a favor de Ramoncín: Si sois jóvenes, cual Conchita, Chenoa o lo que sea, moveos. Giras agotadoras, dormir en el bus, conciertos en salas y vida social. El otro día estuve de charla con Keith Weir, teclista de The Quireboys, con más kilómetros en las plantas de sus pies que la mitad de vosotros todos juntos. Este hombre, que había tocado ante 70.000 personas al lado de los Guns'n' Roses, se bajó del escenario y estuvo con un amigo y conmigo mismo tomando una cerveza y hablando del concierto, del local y de la ciudad.

¿Vosotros? Vais a firmar discos a la Fnac yéndoos de amiguetes durante la sesión para tocar dos canciones y largaros diciendo que fue agotador y estresante. Idos a la mierda. Sois industrias, no música.
Eso los jóvenes. Los viejos vivís de viejos discos y alguna novedad que sale cada x años. Búmbury será un personaje más o menos esperpéntico, pero se patea todo país hispanohablante que conoce a cada gira. Ramoncín acaba de sacar un disco de versiones por el que no daría ni un chicle escupido, pero joder: Sea presentando el Lingo hace años, siendo jurado de OT o gritándonos que estamos matando a la música... Tiene un empleo. Si no toca, se recicla a sí mismo, y ahora vuelve a tocar. Será que se ha dado cuenta de que irte de artista sin sacar un disco en 20 años significa que eres un farsante.
Así que señores de la cultura y el empleo, ya sabéis: Ganaos el pan con el sudor de la frente, o dedicaos a otra cosa.

Bueno... También hay una tercera salida, y es que hagáis algo realmente cojonudo y entréis en el olimpo, donde todo es nectar, furcias vírgenes, ambrosía y 100.000 entradas vendidas a los quince minutos de insinuar que a lo mejor tocas en tal ciudad... Pero claro: Para eso se te tiene que dar muuuuy bien. Esas cosas no se obtienen mendigando al ministro de industria.

Así que, bastardazos: ¿Qué decís? Realmente no se por qué me maté a escribir la entrada, ya que es la mierda de siempre otra vez. ¿Vais normalmente a conciertos? ¿Grades y consolidados u os la jugáis con grupos pequeños en salas modestas? ¿Alguno de vosotros escucha algo de esta gente?

Como siempre os digo: Opinad.

Semper fi.


Ukio.

PD: Me pregunto si el ministro habría recibido también a los agricultores o a los informáticos, como recibió a estos.

4 comentarios:

Skeith dijo...

El día menos pensado copio entradas como éstas, las convierto en panfletos, las divulgo, las planto en periódicos y similares, y que las lean todos, no sólo los internautas que se avienen a tu rincón.

Fuera bromas, son razones como puños, dichas desde el respeto (doy por hecho que "bastardazos" lo dices desde el cariño, y si no, al menos te concedo el beneficio de la duda, y el resto que con su pan se lo coman), al menos más respeto del que se puede esperar en la televisión estos días. Son cosas dichas con conocimiento de causa y que considero bastante bien caladas. Se merecen, cuando menos, que se planten en un periódico en las cartas que meten de los lectores. ¡Que se difunda!

Manifestación a favor de ¿qué dicen? ¿Manifestación a favor de seguir viviendo del cuento, de un disco hecho en o tras un programa que NO garantizaba una carrera esplendorosa (a los ganadores sí, pero no al resto), sino sólo una oportunidad? Es curioso, creía que cosas como vivir de hechos anteriores mientras perpetras chorradas y ponerse a dar mitines para mantener los sueldos era cosa de políticos... Digan lo que digan, siempre tendrán más mérito gente de cantar por bares.

Y que viva Fernando Álvarez, el de la canción a la fea y otras igualmente buenas, que es de esos y por ahora no nos cobra canon por verle en youtube xD.

thanmoreseries dijo...

Dos cosas:

Inicialmente estoy de acuerdo contigo, libre distribución de la cultura y que se dejen de rallar con projectos de ley antipiratería que serán saltados de mil informáticas formas o haran crecer el top manta desmesuradamente.

El asunto donde si disiento es en el ministerio al que han ido, era el adecuado. Desde siempre el acceso a la cultura ha sido para quien pudiera pagarla, Mozart hacia operas bufas para los "pobres" pero tenia sus mas reconcidas obras para los emperadores. Así que alguien que saque discos al mercado será con la idea de lucrarse, al igual que tú y que todos, así que el ministerio era adecuado. Además de que mientras se grabe con el 16% de IVA, es decir como artículo de lujo e innecesario, mientras el canon esté ahí... es y será un negocio.

Cuantas bandas hemos visto en tugurios que al crecer se han olvidado de todo. Aerosmith tras editar su primer disco se pateo todo el país en donde podía tocar hasta llegar ante 20.000 personas y más, pero pronto se olvidaron de la marea de azul vaquero que los subio a la cima (si, luego volvieron al camino y por eso siguen así).

Mas salas de concierto, mas ayudas, mas becas musicales, mas, mas, mas... si, esta bien pedir, yo mismo quiero mas conciertos en mi ciudad, pero no por ello dejo de ir a la JazzVides, la Inox, la Mardi, la Green o incluso el Playa. Ahí si te doy la razón, para que mas salas si las que hay muchas veces ni se llenan por que la gente solo quiere bazofía consumista (de nuevo no se equivocaron de ministerio xD).

Para muestra final un botón, discos mas vendidos en nuestro país, metal y rock, es decir, fieles a la musica que escuchan que se dejan el dinero por que el nombre ya lo dice todo, sin embargo, Rock In Rio Madrid nos traé a Sting como lo más rockero practicamente...

Feliz dia del sida para todos, aunque fuese ayer, por que siempre será sida en la cultura.

Ukio sensei dijo...

Skeith, yo cuanta más confianza y proximidad cojo con alguien, más insulto. No puedo evitarlo. Escribo en el blog como si charlase con los colegas.

A lo que vamos: Esto no se publicaría porque todos sabemos que las noticias solo hablan de las protestas de la gente guapa, no de los pringaos que pagan el canon. Nosotros salimos en los comentarios de las noticias.

En cuanto a lo del ministerio de industria, tiene la parte lógica si vemos que el problema son las nuevas plataformas, pero ese planteamiento no sirve. Las formas y la tecnología han dado un salto y la respuesta es adaptarse, y no decir "dadnos dinero, prohibid a los malos!!"

Ryoru me planteó una posibilidad cojonuda para el cine: Toda película que acepte una subvención deberá aceptar a cambio que a los 5 años, la película va a un archivo de descargas desde el que cualquier ciudadano puede bajársela de gratis: Al fin y al cabo, se ha pagado de nuestros impuestos.

Y si alguien cree que el blog es demasiado apartado, y que algunas entradas deberían tener más difusión, siempre podéis darme publicidad. Lo agradeceré infinito.

Ryoru dijo...

Respondo por alusiones:

Lo que comentaba Ukio se debe, en principio, a que estoy un poco hasta los cojones de esa dualidad que se traen con las películas de "ahora es cultura/ahora es entretenimiento".

Así que lo que pretendo es que los productores se posicionen: Si quieren hacer cultura, reciben subvenciones y tienen un número (corto) de años para lucrarse antes de que pase al dominio público. Si lo que quieren es hacer entretenimiento, que pidan un crédito al ICO como muchas empresas y que se lucren tanto como quieran con su película.

¿Cuál es la diferencia? Pues que los créditos del ICO hay que devolverlos (aunque la mayoría tienen un bajo interés). Las subvenciones, en cambio, te las quedas para tí (con los resultados que todos sabemos)...