Breves


lunes, 1 de diciembre de 2008

¿Por que hago lo que hago?

Hago muchas cosas, pero esta vez me referiré a una en concreto: Escribir. Lo que más me gusta de escribir, es sin ninguna duda mentir a la gente. Mostrarles una mano y hacer trampas con la otra, atraer su atención mientras, en el fondo, todo son humo y espejos. Entrar con mis textos a través de sus retinas hasta su imaginación y lograr que vean lo que está sucediendo, que se predispongan hacia un fin, pero que se preparen para otros miles. ¿Y que va a suceder? Si todo sale bien, nada de lo esperado.
A veces pasa, otras veces no... Nadie podría decirlo. Mis textos se dedicaron durante mucho tiempo a la lectura de amigos, personas conocidas o desconocidas, con las que me cruzaba en un foro de cuyo nombre ya no quiero acordarme. Sin embargo, ahora el círculo se ha cerrado y quedamos los de Azoteas de Midgar, o Rutas de Ivalice, para divertirnos mientras tergiversamos guiones oficiales con nuestros fanfics (algunos de los cuales, por cierto, infinitamente mejores que esas mierdas de subtramas llamadas Dirge of Cerberus o Crisis Core).
La verdad es que escribir es un trabajo bastante ingrato. A veces requiere el triple de esfuerzo lograr que alguien lea tu trabajo que hacerlo. Por el camino aprendes miles de lecciones al respecto de tus propios relatos, algunas tan importantes como que tus lectores no ven la historia tal y como está apareciendo en tu imaginación (de ahí vienen esas tediosas descripciones que Morgana tanto detesta: Un intento de hacer partícipe todo lo posible al lector). Otras lecciones importantes van sobre el ritmo, los retos a los que ha de enfrentarse al protagonista (no importa cuanto insistas en lo guay que es, si no demuestras por que es tan guay), o sin ir más lejos, uno que poca gente tiene en cuenta: La ortografía.


¿Y que escribo? Al principio estuvo Ukio... Shosuro Ukio, inspirado en Tachibana Ukyo, mezclado con una falta de ortografía. Ukyo es la versión del Samurai Shodown de Kojiro Sasaki, el legendario espadachín japonés, rival de Miyamoto Musashi (representado por Haohmaru). Mi pj principal en La Leyenda de los 5 Anillos. Un duelista renegado del clan Grulla, al que abandonaba para servir al Escorpión y al ejército de Toturi. La historia empieza con su infancia y con la huída de su clan. Por el camino, voy mostrando como poco a poco el desencanto por la clase samurai y el desprecio por su elitista y engreído clan se adueña poco a poco de él. Nunca he llegado a concluír la historia, llegando hasta un punto en el que, teóricamente debería ser fácil seguir (hay que narrar los hechos acontecidos en una partida que yo mismo creé y dirigí). Además, acabé por creer que la historia no tenía ningún futuro, viendo como avanzaba el storyline oficial. Era un fan fic, y además de su dificultad de llegar a ningún lado, no era del todo mía.
Esta historia empezó a ser escrita hace ocho años, y abandonada hace entre seis y cinco. Luego llegarían otras y la cosa seguría adelante. El relato, en su mejor momento, llegó a tener siete seguidores.

Esto muestra lo difícil que es escribir, y lo ingrato que es a veces. Me molestaba especialmente con respecot a una de mis amigas: Noiry. La gente llegaba, veía sus dibujos, daba reputación positiva a cubos, luego llegaban a mis relatos, veían cantidades ingenets de texto y renunciaban. Este es uno de los motivos por los que desprecio a la humanidad: Porque van a lo fácil.

Hará cosa de un año, Shosuro Ukio hizo un cameo en Azoteas de Midgar. La verdad es que echaba mucho de menos escribir sobre kamaes, sayas, shiburis, iaidos... Una de las respuestas a ese relato, de la propia Noiry, fue uno de los regalos que más aprecio:



El relato de Ukio nunca llegó a nada más que un fanfic que la gente a veces me pide por curiosidad. Sin embargo, también fue el primer paso de lo que soy ahora, y de lo que espero llegar a ser, además de haberme dado un apodo (hay quien dice que un alter ego). Sin embargo, el día que vi esto, fue como si todas esas horas de escritura y corrección (revisé el relato entero corrigiendo mis propios errores cuando llevaba ciento sesenta o ciento setenta páginas escritas, y cuando lo dejé, había llegado a las doscientas cincuenta. Además, insisto en que hablamos de folios din A4, no páginas de novela): Ukio tenía rostro y forma, más allá de ser la adaptación de un personaje de videojuego de lucha. Era, por primera vez, todo mío, y no un fanfic de SNK y L5R.

He llegado a ver muchos otros dibujos de muchos otros personajes, cortesía de Kite, Noiry, Morgana o Hitokiri. Personajes a los que aprecio tanto o más que a Ukio, ya que los tengo más presentes porque escribo más sobre ellos (Ukio ahora no es más que un secundario de Azoteas de Midgar, con apenas un par de apariciones mal contadas), pero que nunca tendrán esa importancia de haber sido el primero. La mayoría de la historia de su vida, sigue presente en mi cabeza, sin estar plasmada en texto. Quizás algún día...

En fin. Ya seguiremos escribiendo, poco a poco. Si queréis leer mis relatos, me temo que os habéis equivocado de blog. (Pero os lo he puesto fácil. ¿A ver esos links?)


Semper fi.


Ukio.


PD: Se pronuncia "Ukío", con acento en la i.
PD2: He mentido. Ukio no es el primero. Solo el primero que tuvo relatos escritos. Pero bueno... Cada cosa a su tiempo.

13 comentarios:

Roberto, Teodrak dijo...

Pues tendré que rebuscar un poquitín para echarle un vistazo.

Altheniar dijo...

Bueno Ukio, yo me se de primera mano de lo que hablas, es muy desagradecido tener que leer "es que es muy largo" Cuando sabes que solo es una cara de folio o menos, que no comenten o que por mucho que insistas en la critica positiva solo te pongan, como mola, esta bien. Y los mas generosos hagan un pequeño comentario respecto a la trama.

Por otra parte, tampoco quieres dejarlo del todo porque te sientes bien cuando a pasado algo de tiempo y los relees para corregir o solo por saber donde los dejaste.

En fin un saludo.

Lanselor dijo...

No conozco nada de esos relatos, es más que probable que no lo lea. Pero aún asi me gusta la ilusión con la que hablas de ese primer personaje. Estoy seguro que nisiquiera es el mejor relato que tienes. O podria, incluso llamarse "novela"(por la cantidad de paginas).

Pero, sin duda probablemente te transmita más que cualquier otra cosa que hayas escrito.

Felicidades "úkio" xDD

Valent Garves dijo...

Me ha gustado el dibujo que te hizo Noiry(me he quedado con cara de "buah,neno, que pedazo dibujo").

Sabia lo del origen de tu nick, pero no sabia la historia entera, ni que ese Shoshuro de Azoteas era un cameo de tu personaje.

Me alegro por ti, porque has logrado perfeccionar tu estilo de escritura y mantener viva tu ilusion de publicar una novela algun dia.

Noiry dijo...

:_D Qué gonito.
Como dice Felisuco (y tu mismo), lo que más jode de escribir es dejarte los sesos, partirte la cabeza, esforzarse y, bien no recibir ningún comentario o, el que más me molesta, un "cómo mola", porque eso no es crítica, ni positiva ni negativa. Es como cuando los profesores ten ponen "visto" en un trabajo. ¿Qué cojones significa eso? Es casi un desprecio.
Pero, cuando alguien, aunque solo sea uno, te lee y te hace una buena critica (tanto positiva como negativa) se agradece muchísimo, porque se ha tomado el tiempo de leer, de comprender y de imaginar.

Los primeros personajes siempre tienen ese halo de encanto aunque con el tiempo vayan quedando atrás.
Y lo más importante es que son el motor que te impulsa a ponerte a escribir, el alfa.

Aigh... me siento inspirada, puede que siga tu ejemplo y haga algo similar :P

KITE dijo...

De repente tengo ganas de hacer todos los proyectos pendientes. No sé...
A ver si la vena artística revienta en un reguero de creatividad.
Sea como sea, me propongo terminar el relato de Grim/Chester antes de que termine el año.

Astaroth dijo...

La historia evolutiva de Shosuro Ukio me ha recordado cierto cuaderno que tengo en la mochila desde hace un año y no llega a la veintena de páginas, y que algún día debería continuar.

Ha sido curiosa la evolución de los personajes que has llevado: De Ukio a Dhann-Sheonn, y luego a Kurtz. No sé si alguno más habrá por el camino, pero esos son los que conozco.

Siempre es difícil dar una crítica, y verdaderamente muy pocas personas que conozco han sabido darme una buena respuesta cuando he pedido opinión sobre mis escritos. "Bien, aunque tiene alguna falta" es una de las que más he oido. Y eso que yo no soy buen escritor, así que imagino que los comentarios que habrás recibido serán peores en el sentido constructivo.
Lo bueno es que siempre habrá un par de personas dispuestas a trabajarse un comentario.

Gen.Harris dijo...

Ahhh... jugador de Samurai Shodown, eso te honra xD.

Abraxas dijo...

caray, Ukio...

¡qué dibujo tan guapo!


el texto supongo que estará bien también, pero....


¡es tan largo!

xD MWAHAHAHAHAHAHAHAAAA!!!

Lanselor dijo...

Respondiendo a tu pregunta. No tengo pelas,y este finde viene lidia y voy a tener gastos, asi que sorry. Pero no.

Ukio sensei dijo...

Bueno, gente. Gracias por leér (incluído tú, Abraxas, que sé que también lo has hecho... al menos hasta la parte de "odio a Noiry porque...")

Ya avisaré si Ukio reaparece, aunque sea por azoteas.

Ryoru dijo...

He de reconocer que yo siempre he sido uno de los vagonetas que han pasado de leer las historias. Y sí, era por pura vagancia y no tengo perdón de Dios.

Lo que me parece muy interesante (y quizás puede hablarse de ello más a fondo) es cómo puede llegar a marcarte un personaje. Pasa también con otros medios (libros, películas, etc) pero quizás en el rol se note más.

Ukio sensei dijo...

Tu lo has dicho, Ryoru. Un pj de rol se convierte en "icónico" y puede que su personalidad no tenga que ver en absoluto con la tuya (como es el caso, que me autocameé en otro personaje del relato de Ukio). Pero claro... La gente empieza a llamarte así y poco a poco...