Breves


domingo, 7 de septiembre de 2008

¡Lo habéis estropeado todo! ¡Yo os maldigo!




Supongo que todos recordamos esta escena, ¿no? Pues ahora cambiaré la tercera frase: ¡Maldigo a las guerras clon!


¡Esta peli es tan mala que en comparación con ella, el episodio 1 es una obra maestra, y el tres ya es para autofelarse de lo bueno que és! Esto no es cine, no es una secuela... ¡Es un acto de traición a una franquicia! Es, con mucho, la peor peli de todas las de Star Wars que se ha hecho nunca. ¡En serio! ¡Es tan mala que deberíamos reunir firmas para que nos dejasen matar a George Lucas como única medida posible con la que salvar su obra!

Empezaremos por el principio: ¡No hay letras! Todas esas geniales aberturas entre el estruendo de la fanfarria, mientras leemos el resumen de los antecedentes en letras azules que se alejan hacia el fondo de la pantalla han sido sustituidas por un resumen de los hechos narrado, con imagenes de lo chungo que va todo. No es pasable que se carguen cosas que caracterizan la franquicia, y menos aún de ese modo, que por el tono que pone el narrador parece que nos esté contando "Esta noche, en el grand prix del verano, tenemos a la vaquilla, dos pueblos marcados por la endogamia, y dos padrinos cuya carrera profesional está más acabada que la vida sexual del Caudillo, y al frente de este circo está... ¡RAMONTXU GARCÍA!". La carga trágica del mensaje viene a ser la misma, pero joder... Es tan infame el cambio, y el tono en el que te cuentan lo mal que van las cosas es tan de coña, que habría quedado más dramático si hubiesen usado el Loquendo.

No es un buen comienzo, pero bueno... Tenemos una peli de Star Wars, en plenas guerras clon. Que emocionante, ¿eh? Bien: ¿Que podemos usar de trama? ¡Jabba! ¡Jabba el Hutt! Es una gran idea, porque así las nuevas generaciones conocerán a personajes de esas tres pelis antíguas, tan aburriiiidas y con esos efectos especiales tan cuuuuutres, que menos mal que mejoramos, metiendo cosas tan necesarias, como cambiar la imagen de Sebastian Shaw por la de Hayden Christensen.




¿Ridícula idea para mutilar un mito, o genialidad que ni a un niño de primaria con síndrome de down y ansias de venganza contra la humanidad se le ocurre hacer? Decide tu, estimado lector. Sea como sea, acertarás.

Bien. ¿Que hacemos con Jabba el Hutt? ¡Que secuestren a su hijo! A su "Bollito de grasa"... Pooobre pequeño "Bollito de grasa". ¿Quien lo va a salvar? Jabba acude a la orden Jedi, y precisamente, Yoda tiene a un par de Jedis de los que disponer, aunque estén defendiendo un planeta de importancia táctica vital de los ejércitos de la Federación del Comercio. Vamos a enviar a esos dos, que dicen en las novelas y en la publicidad que son los grandes héroes de la república, Anakin y Obi Wan.
La batalla es para darles de comer aparte, con asaltas frontales hacia los grandes cañones del ejército de la república, a lo largo de una avenida inmensa. ¿Plan alternativo? ¿Atacar por otro lado? ¿Los flancos quizás? ¡No! ¡Montar un escudo más grande y volver a atacar desde el frente! El plan con el que el ejército de la república logra burlar tan genial contraestrategia es tan infame y penoso que dejaré que lo veáis (si queréis, y creéis que vuestro sistema excretor podrá aguantarlo) por no mancharme el blog. Es TAN malo... Luego tenemos un asalto por una pared de roca hacia arriba. Nada de desembarcos en la cima, ni bombardeos orbitales, no... ¡Trepamos por la victoria, y no importa darles un blanco de tiro inmejorable a los droides! Damas y caballeros, esta es mi teoría de quien programó a esos droides.


Hace mucho tiempo, en una galaxia muy lejana, vivió el hombre que en el siglo XX de nuestra era se reencarnará en este gran hombre:



Fiel a las buenas costumbres que siempre lo han caracterizado y lo caracterizarán, y la que nos interesa en este caso es desayunarse un par de botellicas de whiskey y tocar el piano con la polla estando pedo, con la pequeña diferencia de que esta vez en lugar del piano le pusieron el ordenador con el que se programaban las órdenes de batalla de los droides. Cosas que pasan, oye... Solo citaré una conversación de droides:

- Concentren el fuego en el sector 1742
- ¿Puede repetir, señor? (¿Como repetir? ¿Como hablar? Eres un droide, ¡maldita sea! ¡Te transmiten las órdenes, en lugar de decírtelas y fuera!)
- ¡Que disparéis ahí! (¿Como? ¿Que es esto? ¿M.A.S.H. con robots? ¡Siento la necesidad de arrancarle los pulmones a alguien!)



Vamos mal, ¿eh? Ahora viene lo peor. Una conversación entre Anakin y Obi Wan:

- ¡Tengo ganas de que llegue mi nuevo padawan! ¡Deberías entrenar a uno!
- Un padawan solo me entorpecería...

Es evidente quien dice una cosa y quien dice la otra, ¿no? Entonces llegó ella:

Ahsoka Tano, que llega, se baja del transporte con su sable verde de consul y hace que todos podamos mascar la tragedia cuando la oímos decir "Me temo que hay un error, maestro Kenobi... El maestro Yoda me ha encomendado como padawan del maestro Anakin Skywalker". ¡TOMA! ¡TOOOOOOOMAAAAAAAA! ¡EN TU PUTA CARA, COHERENCIA ARGUMENTAL! ¡EN TU PUTA CAAAAARAAAAAAA!

Vamos a saltarnos la parte en la que, si sabes algo de star wars, sabrás que si acoges a un padawan eres maestro, y si eres maestro, vas a tener TODO el estatus de maestro, con lo que las quejas de Anakin en el episodio 3 de que no le dejan acceder a la biblioteca Jedi se quedan en un montón de mierda. ¿Vale? Haremos que eso no ha existido nunca. Bien. Gracias.

Centrémonos en la niña: Alta para su edad, esbelta, delgadita y vestida como el sueño de todo pedófilo, con un sable laser tan afilado como su ingenio (juasss que me se caen las muelas de la risa). El personaje es el niño estereotipo de cine número 4. Si el uno es la monada inocente e inofensiva, el 2 es el malo como Caín y el 3 es el frikazo listísimo, esta solo puede ser... ¡Exacto! ¡La petarda respondona! ¡Ahí la tenéis, rebotándosele a Anakin, mientras Obi Wan lo mira de lejos, pensando cosas como "He deseado verte con un padawan tan insoportable como tu taaaaaaaantos años..."

¿Que odio de ella? Es como Anakin en niña, lo cual es una especie de "Detestable ++", capaz de arrastrarnos a todos al reverso tenebroso de la fuerza solo por que así podremos matarla nosotros mismos. La odio. La odio mucho. Es tan insufrible, detestable y apestosa, y... Llama a todos con diminutivos. Referirse al hijo de Jabba el Hutt como "Apestosito" vale... Pero ¿"Erredosito"? ¡Si yo fuese la orgullosa unidad astromecánica R2D2, veterano de las guerras clon, gracias a que no me han hecho nunca un borrado de memoria y gracias a eso tengo personalidad, usaría esa personalidad acompañada de mi accesorio sierra, o mi arma de descargas!

Por último, solo decir que Dooku da algo de color a la peli (lástima que tu fin vaya a ser patético, Dooku. Eres junto a Mace Windu, uno de los dos personajes que no han recibido lo que merecían: Un final digno), y que Asaj Ventress es... ¡Penosa, joder! ¡Da grima y no hace sino el ridículo más absoluto!

El episodio 1 es malo, en un sentido de maldad de "He encontrado una cartera con 10 euros de mierda, y hay un tio gritando que los necesita porque es el único dinero que le falta para pagar la medicación contra el cancer de su hija de 3 años. Además en la cartera está el DNI de ese tío, con lo que vemos que es suya, pero aún así, me la quedo".

Esta es mala en el mismo sentido que lo sería algo creado con células de Hitler, Chtulhu y Leticia Sabater.



En esta foto tenemos al director, Dave Filoni, y al conocidísimo George Lucas. Solo diré dos palabras: Preferíblemente muertos. ¡Joder! ¡Mira a Sid Vicious! Te mueres a tiempo = Leyenda. No te mueres a tiempo = La gente descubre lo penoso que eres en realidad.


Otro día os cuento mis teorías sobre las muertes de Windu y Dooku.

Semper fi (sacrificándome por vosotros, esta vez más que nunca).

Ukio.

PD: Si tengo que puntuar esta peli de 0 a 10, diré que es tan mala que merece que la juzguen en Nuremberg por crímenes contra la humanidad.

5 comentarios:

thanmoreseries dijo...

Y eso no que no has visto SW Dark Resurrection, la trilogia italiana... ale ahi te queda en la lista de pendientes

Roberto, Teodrak dijo...

Yo, yo quiero ver tu opinion sobre las muertes!

Altheniar dijo...

Yo que me vi el 1 por aquello de "oh! que guay viviere un estreno de star wars!" Sufrí el 2 por que me obligaron y el 3 porque me llevaron a rastras, me veo tan afortunado de no tener que tragar las ultimas zurraspillas lukarianas.

Noiry dijo...

El otro día cuando llegué de currar estaban echando el final de "El retorno del Jedi" y justo vi la imagen esa suplantada de Anakin, que dices, vale, la intención es buena, porque del guapito de Hayden Christiansen -se me llena la boca con este nombre aristocrático suyo- al yayo pues hay un trecho, pero queda muy copy/paste y te da la impresión "ein?"

Yo siempre diré, y sin ser fan de SW, que los dibujos animados estaban muy bien, podían haber sido más fieles a lo que Tartakovsy hizo, muy bien dirigida, amena y espectacular con lo sencillo del estilo, como ya nos deslumbró en "Samurai Jack".

Pero por lo que dices y lo que me contaste esto ya sólo queda pa rajar de ella (como hago yo con Van Helsing, que me pngo a rajar y me quedo sola XD) pufff.. el Lucas ya está pa tirarlo de un puente por caridad.

Drichi dijo...

Podia ser peor: podia haber salido Quique!