Breves


domingo, 3 de agosto de 2008

Como acabar un libro

Este es un año de cerrar etapas... Dejé el foro, volví a trabajar de profesor de guitarra... Y hoy cerré una puerta más. Damas y caballeros, hoy tengo el orgullo de decir que he presenciado el cierre, muy probablemente definitivo del Bathory. El pub en el que tantas noches han empezado, hoy muere. De hecho, hoy, domingo, ya no hay Bathory.


Aqui estamos los que somos

La sensación es la misma que la de acabar una historia genial que te ha enganchado desde meses o años atrás. Es eso de saber que hay o ha habido algo, y ahora queda atrás, y tu sigues adelante, haya otra o no. Atrás quedaron ese Wrestlemania XXIV, esas dos Superbowl, la primera entre los Colts y los Bears, y este último año, la caída de los Patriots ante los Giants tras una temporada entera invictos. Atrás quedó darse el lote con la novia, conspirar relatos, desvariar, reírse, hacer el hostia... Ahi. Fue una despedida emotiva. Tuvo su momento, y demostró una cosa: Los heavis somos gente sincera y honesta. Cuando algo se siente, se vive, y se expresa, y así fue. Lo dimos todo, y nos bebimos todo. Ahí quedó y así se vivió...


En fin... Aún estoy borracho, debo la entrada de Ortigueira y la de Whitesnake, y ahora esta... A ver como me arreglo.

------------------------

Se me ha pasado la borrachera, tiempo ha, y hoy por hoy, estoy ya con la mente en otras cosas. Sin embargo, el Bathory se merece de mis plenas facultades mentales para describir lo que ha sido.


Ante todo, estilo.

El Bathory es una especie de gruta angosta, llena de gente hosca a veces, más normalmente dispuesta a estar de carallada cuando sea. Como buen garito heavy, la música es decente (aunque siempre pecó de hacer la misma lista) y el alcohol es barato y decente, a diferencia de los garrafoneros garitos del orzán, llenos de kinitos, pijos y ruido machacante al que a algunos da por llamar "Música". El Bathory siempre fue un sitio cómodo donde empezar la noche, sentado con los colegas y unos litros en mano, o apalancado fuera cuando hace buen tiempo.


Surrealismo. SIEMPRE surrealismo

Ahí me he dado el lote de formas muy distintas con mi novia, y he visto a mis colegas liarse con unas y otras (a algunos, otros tuvieron distinta suerte. No diré mejor ni peor). Charlie, el dueño, normalmente ha estado accesible, y Yago y Adrián, aunque a veces son malos de aguantar, no son mala gente (los muy hijos de puta... Ya les vale. ¡Lo menos que esperas de alguien tan arrogante y borde es que te caiga mal! ¿Con que derecho se atreven a quitarte eso?). A mayores tenemos a Serito, una grandiosa persona donde las haya, y a Maci, cuyo sello de calidad etílica difícilmente será superado en los garitos de esta ciudad.


El último solo de Stairway sobre la bancada del Bathory. ¡Ese feeling!


También tenemos nuestros fantasmas.


¿Que será de Pressing Catch?


¡Separáos, lapas! ¡No! ¡A mi nooooooooo!


En fin... Unas cuantas fotos de la noche y fuera, que no me veo con ganas de hablar más. De momento no se aprecia su pérdida, ya que este sábado no estuvimos en la ciudad (yo porque fui a Maceda y los demás al AlternaVigo), pero este sábado ya veremos...

Un último brindis:




Semper fi.

Ukio

1 comentario:

Noiry dijo...

Aquí pasó lo mismo hace poco con el Barney's. No era muy asidua básicamente porque salgo poco, pero siempre estaba ahí cuando La Vega (que es más grande) cerraba,y tenía chupitos muy jartos XD
Ahora los dueños abrieron un bar en Lugones (es una ciudad que está aquí al lao) con fachada pintada por mi hermano, más grande y parece que les va bien.

Por el título ya pensaba que habías terminado EMDLO XD

¡Larga vida al rock y a sus templos los bares!