Breves


miércoles, 7 de diciembre de 2011

Cuatro ganapanes

Hoy esta expresión es trending topic en twitter. Lo que esta aliteración de "tes" significa es que es uno de los temas de interés principal.

Y esta expresión, "cuatro ganapanes", la dijo un tío que seguramente ha de ser jodidamente listo. En serio. Listísimo. Una de las grandes inteligencias de este país, solo que cuando lo dijo debía de estar reseteándose, o bajo la influencia de ketamina. Hablo de Jaime Sisa. Él es uno de los 20 entrevistados por el País en este artículo donde preguntan a gente relacionada con la propiedad intelectual acerca de la posibilidad de que finalmente no se apruebe el reglamento de la Ley Sinde.

Partimos de la absoluta imparcialidad del País. O al menos, podríamos decirlo si se hubiese molestado en incluir en su artículo de 20 voces, alguna otra de la parte opuesta a las "voces artísticas". Gente de creative commons, de la asociación de internautas... La gente que se ha comido un canon para guardar trabajos y proyectos durante años injustamente y a la que no van a devolver el dinero, o que se lo sigue comiendo para guardar sus fotos de las vacaciones en un dvd. Pagamos sus derechos de antemano, sin que los hayamos lesionado, pero luego no nos legitima a copiar una mierda.


Pero vayamos a la Ley Sinde, de la que ya he hablado aquí más de una vez. Muchos de esos artistas (no diré todos, porque Achero Mañas ha sido coherente, y Ramoncín ha sido ejemplar. Y, pese a mi fama, no estoy borracho) hablan acerca de la lesión a sus derechos. Bien, yo tengo derecho a la seguridad, pero si veo a un grupo de cinco skin-heads, o latinos con ropa a lo latin kings viniendo hacia mi, no me siento seguro. ¿Puedo, preventivamente, liarme a tiros y que luego ellos sean los que tengan que probar que su imagen no era amenazante?

- Ukio, estás diciendo una burrada...

Si, pero como seguro veréis venir, es una burrada retórica con una explicación que viene tras la "frase de shock". La ley Sinde se pretendía que funcionase así: Primero te pegan el tiro, cerrando tu página web que contenga aunque sea un enlace. Algunos de los que hablaban en el artículo decían que eran blogueros a sueldo de las empresas telefónicas. Bien. Yo soy un bloguero. Señor internet, ¿donde están mis cheques por cuatro años de blog, incluidos mis intereses del 10% por mora?
Tras ese disparo inicial, te vas a Madrid a explicarle a la audiencia provincial porqué no deberían haber cerrado tu blog, cosa que ya han hecho, y a aportar pruebas de tu inocencia. Y luego, si hay suerte, te lo reabren.
Claro, acuérdate de guardar pruebas y copias de seguridad de tu blog/página, porque las tendrás que conseguir con él cerrado.

Para poner esto divertido, os lo contaré de forma un poco más jurídica, y con algo de historia: A lo largo de los años, se han venido interponiendo grandes querellas contra las páginas de enlaces o páginas que ofreciesen descargas, acusándolas de piratería. Sin embargo, faltaba un elemento esencial de la piratería, según lo contempla el código penal, y es el lucro del que la realiza. El problema es que nosotros, a diferencia de ellos, estamos por difundir la cultura, no por el dinero. Muchas páginas se financian con publicidad, cierto, sin embargo esto no es un lucro directo, ya que no les pagan por copia de película bajada.
Estas querellas nunca lograron salir adelante, ya que faltaba un componente importante para que se diese el tipo delictivo. Era como si intentasen encerrarte por robo, pero sin poder probar que tú te hayas llevado nada. De aquí sacamos que la vía penal no les dio la razón. Había que prescindir de ella.

La entrada de Ángeles Gonzalez-Sinde al ministerio de cultura fue una mala noticia para España, aunque los suyos no se den cuenta. Una persona que incumplía los requisitos para poder ocupar un cargo sin riesgo de conflicto de intereses había llegado a la cabeza de un ministerio, que durante años podríamos decir que pasó de ser el "Ministerio de Cultura" al "Ministerio de Cine, Censura y Antipiratería". No se hizo caso apenas de otras formas de expresión y todas ellas ocuparon un segundo lugar. Lo único por lo que se conoce la actuación de Sinde sin estar relacionado con la SGAE ha sido la censura en España de A Serbian Film y la calificación X de Saw 6. Cojonudo.

¿Pero cuales fueron las medidas antipiratería de la Sinde? Los jueces no les servían. Eran demasiado legalistas, demasiado atados a normas para ver que eso "no debía ser así". De modo que había que prescindir de ellos. Por lo tanto, crearon un reglamento para que las "vulneraciones" a su propiedad intelectual fuesen perseguidas por vía administrativa. Eso permitiría a las entidades de gestión perseguir por medio de su mano en el gobierno, la Sinde, a sus "piratas".
Como se trata de un órgano administrativo, no necesita segur la ley penal ya que no impondrá condenas penales, sino seguir sus propias directivas punitivas. Elegir según su propio criterio a quién se le cierra la web y a quien no.

Por insistencia del PP, junto con otros grupos parlamentarios más minoritarios, se reforzaron las garantías judiciales, pero vamos... Le dan 24 horas a un juez para ver el expediente y decidir sobre el cierre o no de la web. Cojonudo. La justicia española no solo tiene un retraso de meses, cuando no son años, a la hora de dictar sentencias en juicios ya terminados, como para aún encima venir y decirles que tienen 24 horas para leer un expediente y decidir sobre su cierre, y me pregunto ¿en base a qué decide el juez? Si decide conforme al código penal, y decide no pasar del tema, firmar y que sea problema de otro, pues va a seguir sin cerrar webs, pero si decide en base a las normas administrativas que rigen el sistema de la junta que abre el expediente, nombrada a dedo por el ministerio de cultura, el juez no pinta mucho.

Tras el cierre de la web, es su propietario quien debe desplazarse hasta Madrid a presentar su defensa ante la Audiencia Nacional, y probar su propia inocencia. Se produce aquí una inversión de la carga de prueba, que crea una injusticia aún a mayor nivel: Si matas a 20 personas, son los otros los que tienen que probar que eres culpable, pero si te acusan de copiar una canción y ponerla en internet, tienes que probar tú tu propia inocencia. Descojonante.


Yo me pregunto si alguna de estas "voces artísticas", como Elvira Lindo, Jaume Sisa, Fernando Trueba o Enrique Gonzalez Macho se ha leído el reglamento, o tiene algún conocimiento mínimo de derecho para saber que garantías está follándose ese reglamento que se le reconocen a asesinos, violadores y políticos corruptos. Aquí se repite aquella paradoja de que la condena es mayor si copias la discografía de un grupo que si la robas de la tienda de discos.
Es flagrante. No hay otra forma de definirlo.


Redactores del país, felicidades por vuestra imparcialidad. "Voces artísticas", felicidades por vuestra inteligencia. Voy a ver si os queda claro de una puta vez.


No nos da la gana de pagar 20€ por un cd. Nos parece un precio abusivo, y aún encima utiliza farragosas protecciones anti-copia que nos impiden el completo uso de aquello que hemos pagado, pasándolo a formato mp3, ripeando películas para verlas en el ordenador o en el ipod o haciendo la copia de seguridad a la que tenemos derecho. ¿Cuanto dinero dejan de ganar por cada copia que al final no venden? ¿Cuanto, realmente? No tanto como la distribuidora, o la discográfica, sin duda, o como las entidades de gestión. Sin embargo, cada disco que le "pasamos a un colega" es la posibilidad más de una entrada vendida en el concierto. ¿Qué prefieren, sinceramente? ¿El disco o el concierto?

El actual sistema de distribución musical, literaria o cinematográfica está estancado y agonizando como el dinosaurio que es. Amazon ofrece el formato Kindle, con miles de libros a tu disposición y el conocimiento efectivo de que, aparte de que ellos son su propia distribuidora, lo que supone una reducción de costes que se refleja en el consumidor, el 70% de lo que tu pagas se reporta al autor. ¿Qué se hace millonario? ¡Perfecto!
En la música otro modelo es posible, e incluso creíble. Hombres G hace años que gestionan su propia web. Tú te haces socio y tienes derecho aparte de a conseguir las canciones, a ver videos promocionales, ensayos en directo... Material adicional por tu dinero, y no solo un libreto cutre con un par de fotos y a veces (que esto me jode especialmente), las letras de las canciones.
¿El cine? Es una industria subvencionada, pero luego ni se te ocurra tocar nada sin pagar. ¡No me jodas! Insisto nuevamente en lo que he dicho mil veces: Si una película recibe una subvención del estado, eso debería retribuírse al público, y el mejor modo, tal y como lo veo es que a la productora se le dan X años para lucrarse. Pongamos 2. Puede hacerlo por vía de las salas de cine, la distribución en formatos domésticos (DVD y BlueRay) y el alquiler. A los 2, 3 años, la película se emite en TVE y automáticamente pasa a una base de datos desde la que cualquier internauta Español tiene derecho a ver lo que se pagó con dinero público, sin ningún coste para él. Si luego quiere comprarse el DVD por la caja, el libreto o el formato, es libre de hacerlo, y la productora es igualmente libre de hacer ofertas que puedan ser atractivas en las ediciones para que puedan verse como preferibles sobre la obtención gratuíta de la película.


Sin embargo, eso no se tiene en cuenta. Se intenta hacer sobrevivir al viejo negocio de hacer pagar una pasta por los formatos actuales. Sácala a 12, 15 o 20€, ¿qué más da que vayan a sobrar por todos lados y de aquí a unos años, la peli la acabe regalando el periódico? No es coherente.
Netflix está a punto de llegar, Spotify tiene una oferta de música inmensa, y una igualmente inmensa clientela. Un amigo mío me lo dijo claramente: Hace meses, se bajaba un mínimo de tres discos a la semana. Ahora cero. Y paga, claro. Paga Spotify.

Estos fenómenos prueban que no queremos no pagar, pero tampoco queremos ser el pringao en un sistema leonino. ¡Y aún encima tenemos que oír que ellos nos van a sacar de la crisis! ¡Manda huevos! La cultura no es ni de broma suficiente para sacar este país de la crisis, a no ser que seas un puto productor o editor. Punto. Ahí es donde ves el negocio y para ti si que no hay crisis. Luego hablan de que han perdido o dejado de ganar dinero, cosa que es falsa. De toda la música que tengo en el ordenador, más de la mitad no me habría molestado en comprármela si hubiese tenido que pagar por ella. Ni de broma. Nain. Cero. Habrían visto el mismo dinero, con la diferencia de que, gracias a que la conseguí sin pagar pude decir "hey, esto mola. Vamos a verlos en directo".

Juan Navarro, es especialmente falaz (esto, por si se pasa por aquí y no se da cuenta, significa que le estoy llamando mentiroso, y si googlear tu nombre te trae hasta aquí y ves esto, me explicas esto otro, aunque si quieres ya lo hago yo: Se dice "Soy un mercenario y diría que por cada vulneración de propiedad intelectual se adelanta el apocalipsis del 2012 con tal de ganar un debate para los que me pagan). Si habéis leído el link, veréis que a David Bravo le ha negado la existencia de todas las sentencias penales absolutorias. Bien. Sobre una mentira bien podemos debatir. Hay un dicho que Bravo no sé si conoce, pero al que hizo caso al rechazar el segundo debate: Nunca discutas con un tonto. Primero te hará ponerte a su nivel y luego te vencerá por su mayor experiencia en el campo.
Ayer fue notoria en el País su gran percepción del asunto al que se enfrenta, diciendo que los opositores a la ley Sinde somos cuatro twitteros, ayudados por unos medios de comunicación aborregados. Bien. Cuatro twitteros fue trending topic a nivel mundial. Se ve que cuatro personas con acceso a internet han logrado hacer mucho ruido.

A eso nos enfrentamos: A mentirosos con intereses económicos. ¿Solo a mentirosos? No. A ladrones. La SGAE ha encabezado la guerra en pro de la propiedad intelectual, demonizando a todos sus rivales con todo su poder mediático. Ha logrado un canon, a lo impuesto revolucionario que no puedes negociar no pagar, y que se niega a devolverte lo cobrado de más. Cojonudo. ¿Y para qué? Para pagar putas, viajes y regalos. Chalets, lencería, masajes, cirugía estética... Les hemos pagado los vicios a unos cuantos, y ellos se han lucrado quitándoles lo suyo a esos pobres artistas que defendía Ramoncín cuando aún estaba en la SGAE, que no ganan ni el salario mínimo.
No pueden exigirnos que paguemos si no han limpiado su propia casa. Punto. Es absoluto e inapelable.


Es triste ver que los únicos dispuestos a obtener un consenso, llegar a un acuerdo intermedio, y que ven que no lo queremos todo gratis, sino aceptable, es gente como Ramoncín, que ya no está en la SGAE, quemado por todas las mentiras que soltó años y años, o Alex de la Iglesia, que se vio enfrentado a la realidad y cambió su percepción diametralmente.


Si el PP quiere deshacerse de su imagen rancia y desinformada en estos temas, lo primero que debería hacer quien ostente la cartera de cultura sería resolver este asunto. ¿Y como? Contando con las dos partes, y desde luego, nada de saltarse garantías, ni procesales, ni legales. Hoy por hoy, desde ambos extremos creemos que se nos roba. Si aún encima instauran la ley Sinde, además de robarnos, a un lado nos van a criminalizar sin haber cometido delito alguno.

No puedo pedirle a los talibanes de la propiedad intelectual, pagados por lobbys extranjeros, como es el caso de Juan Navarro, mercenarios dispuestos a mentir, insultar y descalificar cual tertuliano del Sálvame Deluxe, que sean parciales (o en algunos casos, inteligentes). Pero sí puedo y debo exigírselo al legislador.

Y es su obligación legislar para todos. No queremos no pagar. Queremos que no se nos robe.


Semper fi.


Ukio

5 comentarios:

Fénix dijo...

Tienes el curioso don de enardecerme y deprimirme al mismo tiempo. Es triste pensar que aún me sorprende comprobar lo hipócritas que son capaces de ser algunos seres humanos. Lamento no poder hacer una contribución inteligente a tu blog. Sólo puedo decirte que amén.

Ukio sensei dijo...

Bueno, no te preocupes. Piensa que el traspaso de poderes acaba un día de optimismo: El 22 de Diciembre, día de la lotería.

A ver si nos toca... no tener ley sinde.

Valent dijo...

¿Que te apuestas a que la sustituyen por algo peor?

Yo lo que si espero es ver a Teddy Bautista donde se merece estar:

En una hermosa celda.

Me importa una mierda la ley que aprueben o dejen de aprobar. Esto no lo pueden controlar y el modelo de negocio que quieren preservar tiene las horas contadas. Si quieren hundirse con el, allá ellos. Por lo menos sabrán como funciona la ley de oferta y demanda.

Ni un paso atrás, ni una puta concesión a esa banda de mafiosos.

Skeith dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Skeith dijo...

Digo yo: tú podrás cerrar páginas cuyos servidores tengas en tu país... pero cuando la gente se baja cosas de fuera ¿qué? Es algo que me comentaron hace tiempo y que si recuerdo bien, hace que la ley Sinde sea, además de una burrada, completamente inútil. Sólo valdrá para joder a los de aquí (más, quiero decir), y los que quieran seguir bajándose cosas no tendrán más que tirar de servidores que estén fuera de España. Al menos, es lo que creo. Puede que me haya dejado algo en el tintero, junto con las palabras soeces que seguían a "ley Sinde", y que por lo visto serían aplicables y adecuadas para ciertas personas.

Eso sí, me hace gracia cuando mencionan eso de que Rubalcaba y un par más "se asustan ante los piratas y empresas que se hacen millonarias gracias a los blogeros". Es que claro, hasta ahora sólo les podían asustar las entidades de gestión; un poco como hacen ahora presionando para que salga la ley por su mano mayor.

Completamente de acuerdo con Valent sobre Bautista, por cierto, aunque no es nada del otro mundo que sea así.